Nacional

Es en Guerrero donde más matan a federales

En lo que va del sexenio, 90 agentes han tenido una muerte violenta; el caso más reciente fue en la emboscada a miembros de la PF en Ocotlán.
Jafet Tirado
19 junio 2015 0:6 Última actualización 19 junio 2015 5:0
Los docentes se encontraron con elementos federales que impidieron su paso logrando desplegar a los maestros. (Cuartoscuro)

Los docentes se encontraron con elementos federales que impidieron su paso logrando desplegar a los maestros. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, Estado de México y Jalisco, son los cinco estados que concentran 57.7 por ciento de las 90 muertes violentas de policías federales que se han registrado durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con las estadísticas de “personal finado” de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), de diciembre de 2012 a marzo de 2015, esos 90 elementos (de los 190 que han fallecido por diversas causas) fueron asesinados durante enfrentamientos o perecieron a causa de las heridas provocadas por “proyectiles de arma de fuego”.

Un análisis realizado por El Financiero muestra que Guerrero concentró la mayor cantidad de homicidios, con 15 casos, seguido por Michoacán, que contabilizó 12; Tamaulipas, 11; Estado de México, nueve, y Jalisco, cinco.

ccinco son los estados


Fue en esta última entidad donde el pasado 19 de marzo murieron cinco integrantes de la Gendarmería, en el municipio de Ocotlán, víctimas de un ataque del Cártel Jalisco Nueva Generación.

El resto de asesinatos violentos ocurrió en su mayoría en el Distrito Federal (6), Veracruz (3), Oaxaca (3) y Coahuila (3).

Respecto al saldo por año, la base de datos muestra que en el primer mes de Peña Nieto se registraron cinco muertes (tres en Coahuila, uno en Durango y uno en San Luis Potosí). Durante 2013 fueron 41 y en 2014 la cifra disminuyó a 28.

También en el primer trimestre de 2015 el número de muertes a causa de balas, ascendió a 16.

En la estadística también se describen las muertes por asfixia, calcinación, accidentes viales mientras estaban en servicio, enfrentamiento o politraumatismos.

El resto se debió a muerte natural, infartos o problemas cardiorespiratorios, así como accidentes en auto estando fuera de servicio.

La mayoría de elementos armados caídos tenían dentro de la PF el puesto de policía tercero, policía segundo, policía primero, oficial PF019 o PF021 y suboficial PF020 o PF021.

Sus sueldos oscilaban, según el Analítico de Plazas 2015 de la Secretaría de Hacienda, entre los 12 mil y 14 mil pesos mensuales.