Nacional

EPN a Trump: México no acepta amenazas y no pagará el muro

No admitiremos nada en contra de la dignidad de los mexicanos, sostiene Enrique Peña Nieto, presidente de México. Se impulsará una negociación en seguridad, migración y comercio, así como asegurarnos de que el país siga siendo un destino confiable. 
Eduardo Ortega 
11 enero 2017 22:29 Última actualización 12 enero 2017 5:0
Enrique Peña Nieto

Enrique Peña Nieto

CIUDAD DE MÉXICO.- Por supuesto que México no pagará por el muro, respondió el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, al presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

En el salón Tesorería de Palacio Nacional, al encabezar la 28 Reunión con Embajadores y Cónsules de México, aseveró que su gobierno en ningún momento aceptará nada en contra de la dignidad de nuestro país, ni de la dignidad de los mexicanos.

Acompañado por el canciller Luis Videgaray y el embajador de nuestro país en Washington, Carlos Sada, el mandatario aseveró que su gobierno impulsará una negociación abierta y completa con la administración Trump.

Así, señaló que todos los temas que definen la relación bilateral estarán sobre la mesa, incluyendo seguridad, migración y comercio.

Sostuvo que no son negociables principios básicos como la soberanía, el interés nacional y la protección de nuestros connacionales.

“Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de Estados Unidos, como el tema de un muro, que México por supuesto no pagará; lo que sí puedo asegurarles es que vamos a trabajar para tener una buena relación con los Estados Unidos y su presidente, que sea buena para México y para los mexicanos”.

Para México, cualquier negociación con Estados Unidos debe incluir como principal objetivo que Washington asuma un compromiso de trabajar de forma corresponsable para detener el tráfico de armas y dinero a México, que reciben organizaciones criminales de nuestro país.

Sostuvo que otro objetivo será lograr que cualquier repatriación de personas continúe de manera ordenada y coordinada, garantizando un trato humano y de respeto a los derechos de los migrantes mexicanos.

De igual manera, indicó que deberá mantenerse el libre flujo de remesas, las cuales sumaron más de 24 mil millones de dólares a noviembre del año pasado.

“Ambos países tenemos una responsabilidad compartida por el creciente flujo de indocumentados extranjeros que cruzan el territorio mexicano, en su afán de llegar a Estados Unidos”, señaló.

“Esto genera presiones migratorias para nuestro vecino del norte y retos para México, como la actual estancia en el país, del orden de 4 mil 500 haitianos en esa condición. México buscará incrementar la inversión en infraestructura y tecnología para que nuestras fronteras sean más seguras, modernas y eficientes”, anticipó.

SOBRE EL TLC

En materia comercial, el mandatario rechazó cualquier intento de influir en las decisiones de inversión de las empresas con base en el miedo o en amenazas.

Por ello, respecto del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, aseguró que se buscará un acuerdo que dé certidumbre a la inversión y al comercio entre México, Estados Unidos y Canadá.

Dijo que esa certidumbre debe extenderse a las empresas que han elegido a México como destino de inversión.

“Vamos a defender las inversiones nacionales y extranjeras. Vamos a asegurarnos que México siga siendo un destino confiable y atractivo para invertir. Concretamente en esta materia, deben existir reglas claras para que continúe el flujo de capitales en la región”, acotó.

Adicionalmente, agregó el mandatario, el tratado deberá modernizarse para incluir nuevos sectores como telecomunicaciones, energía y comercio electrónico.

De acuerdo con el mandatario, México reforzará su relación comercial con América Latina, la Unión Europea y Asia.