Nacional

En Roma-Condesa han caído 27 de Unión Tepito

Cinco hermanos lideran la Unión de Tepito: Javier Hernández Gómez, El Cayagua, Armando, Víctor Hugo, Julio César y María Magdalena Hernández Gómez.
David Vela
12 octubre 2016 0:11 Última actualización 12 octubre 2016 5:0
La Secretaria de Seguridad Pública realiza un operativo por la Colonia Condesa, tras el homicidio de Marco Antonio Cardona Utrilla, de 45 años quien era dueño del bar Life. (cuartoscuro)

La Secretaria de Seguridad Pública realiza un operativo por la Colonia Condesa, tras el homicidio de Marco Antonio Cardona Utrilla, de 45 años quien era dueño del bar Life. (cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Familiares de Francisco Javier Hernández Gómez, El Cayagua, junto con Ricardo López Castillo, El Moco, son los principales líderes del grupo la Unión de Tepito, que controla la distribución de droga en la Condesa.

Esta organización fue fundada por El Cayagua, recientemente detenido por la procuraduría capitalina, y en sus inicios ofrecía protección de extorsionadores a comerciantes del Centro histórico y de Tepito.

No obstante, fueron ellos quienes luego controlaron el negocio de la extorsiones no sólo en esas colonias, sino que se expandieron a los corredores comerciales de las colonias Juárez, Condesa y Roma, donde además comenzaron con la distribución de droga.

De acuerdo con autoridades capitalinas consultadas, el ingreso de este grupo a la Condesa, por ejemplo, estuvo enmarcada con el homicidio de un sujeto que hasta 2012 brindó protección a los antreros de la zona.

El crimen se atribuyó a un sujeto que se identificó como Carlos Iván Martínez Hernández, El Javis, a quien también se le vinculó con el principal sujeto que operó el rapto y homicidio de los 13 jóvenes del Heaven.

Fue con ese crimen como se dio a conocer esta organización que disputa la distribución de drogas en distintos puntos de la Ciudad de México, incluso con un grupo antagónico que se le llamó la Unión de Insurgentes.

Se revelaron los vínculos que tenía con los dueños de establecimientos, conocidos como giros negros.

Tras los hechos del Heaven, las autoridades capitalinas han detenido a cerca de 30 personas, entre ellos los hermanos Dax y Mario Alberto Rodríguez Ledezma, El Moschino, copropietarios del bar Heaven.
A esas personas se les acusa de haber “puesto” a las 13 víctimas para ser levantadas, esto a través de sus empleados Gabriel Carrasco Ilizaliturri, El Diablo, jefe de seguridad del bar y Andrés Estuard Henonet González.

Otro de los dueños del Heaven, Ernesto Espinosa Lobo, huyó cuando ocurrió el secuestro, pero después fue detenido por la Policía Federal en la Ciudad de México cuando repartía droga.

Además de Francisco Javier Hernández Gómez, El Cayagua, ya también fueron detenidos algunos de sus familiares, entre ellos Armando Hernández Gómez, El Ostión, quien fue recluido en un penal federal. Aunque hay una versión de que éste alcanzó su libertad, ninguna autoridad lo ha confirmado.

Según las versiones, otro de los hermanos Hernández Gómez, quien aún está libre y es quien estaría al frente de la organización, se llama Víctor Hugo, El Sangriento, quien opera junto con Ricardo López Castillo, El Moco, un exZeta avecindado en la capital.