Nacional

En Morena, al menos 5 grupos buscan el poder en el partido

Dentro del partido de Andrés Manuel López Obrador están los adeptos de Marcelo Ebrard, Martí Batres, los lopezobradoristas, los cercanos a René Bejarano y los que son adeptos a Ricardo Monreal.
Héctor Gutiérrez
17 noviembre 2015 0:29 Última actualización 17 noviembre 2015 5:0
AMLO. (Cuartoscuro)

El partido de AMLO está dividido. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- En Morena, al menos cinco grupos se disputan el poder dentro de ese partido y, con él, la fuerza para imponer candidaturas para el proceso electoral que se avecina.

Así, dentro del partido de Andrés Manuel López Obrador están los adeptos de Marcelo Ebrard, Martí Batres, los lopezobradoristas, los cercanos a René Bejarano y los que son adeptos a Ricardo Monreal.

De esta guerra de tribus destaca la protagonizada por el grupo de Martí Batres, integrada por César Cravioto, líder de la ALDF, Lenia Batres, asesora de Rigoberto Salgado en la delegación Tláhuac, entre los más visibles, contra los de Ricardo Monreal, entre quienes destacan Néstor Núñez, diputado local e hijo del gobernador de Tabasco, Arturo Núñez; Pablo Moctezuma Barragán, delegado en Azcapotzalco, entre otros.

Sin embargo, otras tribus al interior de Morena que han cobrado relevancia son las de René Bejarano, como Agustín Guerrero y la diputada local Aleida Alavez.

Los cercanos a Marcelo Ebrard son el diputado federal Vidal Llerenas, Alfonso Suárez del Real y el senador Mario Delgado.

Finalmente, los lopezobradoristas netos, entre quienes destacan Bertha Luján, la excontralora del GDF; Claudia Sheinbaum, actual delegada en Tlalpan; la coordinadora de los diputados federales de Morena, Rocío Nahle; y la exdelegada en Iztapalapa, Clara Brugada.

Martí Batres tiene abiertos varios frentes de guerra, aunque el más visible es contra Ricardo Monreal, a quien ha exigido que entregue a Morena la mitad de su salario.

“Lo que se pelean Martí Batres y Ricardo Monreal es demostrarle a Andrés Manuel López Obrador quién de los dos tiene más fidelidad hacia su jefe y, por ende, quién es el más cercano colaborador”, dijo el politólogo del Tec de Monterrey, José Fernández Santillán.

Al respecto, Raúl Flores, presidente del PRD-DF, aseguró que “el grupo de Martí Batres dentro de Morena ejerce el control absoluto, que tiene cooptadas todas las decisiones dentro de ese partido y que ha tratado de impedir el surgimiento de voces disidentes”.

Flores identificó el principal enfrentamiento de Batres con Ricardo Monreal, el delegado en Cuauhtémoc, por “la decisión de quién será el candidato al gobierno del Distrito Federal en el 2018”.

Además, Batres tiene abierto un frente contra René Bejarano, que se ha cristalizado en el “maltrato” hacia la experredista Aleida Alavez, que, pese a que en la fracción parlamentaria en la ALDF se votó que fuera integrante de la Comisión de Gobierno, a final de cuentas Batres la retiró de esa comisión.

Ante esto, la propia Alavez dijo a El Financiero que no tiene idea de porqué “la agresión en mi contra, no sé si le represento algún riesgo a él o a alguien cercana a su equipo, pero no me interesa especular”.

Al respecto, Raúl Flores explica que a “Aleida la bajaron de la Comisión de Gobierno debido a las presiones del sector duro de Morena. Ella es de Iztapalapa y, seguramente le estará peleando el territorio a Clara Brugada, quien le pidió a Martí que la ponga en su lugar”.

Fernández Santillán señaló que los seguidores de Marcelo Ebrard (Vidal Llerenas y Mario Delgado), sólo están en ese partido para buscar que no se les aplique la ley por el caso de la Línea 12 del Metro”.

batres_morena