Nacional

Plantea EPN encrucijada

En el mensaje con motivo del V Informe de Gobierno, el presidente Enrique Peña Nieto planteó que México se enfrenta a una disyuntiva entre construir para que el país sea una potencia del siglo XXI o ceder a un modelo del pasado.
Víctor Chávez 
02 septiembre 2017 14:4 Última actualización 04 septiembre 2017 5:0
Peña dio un mensaje con motivo del Quinto Informe de Gobierno el sábado. (Cuartoscuro)

Peña dio un mensaje con motivo del Quinto Informe de Gobierno el sábado. (Cuartoscuro)

A diez meses de la elección presidencial, el presidente Enrique Peña Nieto advirtió el sábado pasado que existen riesgos visibles de retroceso, y subrayó que desde hace años México no se encontraba ante una encrucijada tan decisiva y determinante como la actual.

En la parte final del mensaje por su Quinto Informe de Gobierno, que se realizó en Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo federal puntualizó que esa disyuntiva es muy clara: “Seguir construyendo para hacer de México una de las potencias mundiales del Siglo XXI, o ceder a un modelo del pasado que ya ha fracasado”.

Recalcó que si bien el futuro es incierto, el país “sabe a dónde quiere llegar”, porque “el pasado es conocido y por eso sabemos qué queremos o qué debemos evitar”. Dijo que “se requiere del esfuerzo de todos y ese futuro se tiene que construir y renovar cada día, sobre todo cuando existen riesgos visibles de retroceso”.

“Los mexicanos tenemos que mantener el compromiso con nuestro propio futuro, no hay soluciones fáciles a desafíos complejos, cualquier ruta del desarrollo hacia adelante requerirá del esfuerzo sostenido de toda la sociedad mexicana y de sus instituciones, la única vía segura hacia el desarrollo es trabajar con rumbo, responsabilidad y en unidad”, indicó.

REACCIONES

Este posicionamiento fue duramente criticado por legisladores federales de oposición, al afirmar que el presidente Peña Nieto eludió la mínima autocrítica a su modelo de gobierno, que ha dejado “pocos y malos resultados”.

El coordinador parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Cortés, consideró que “está probado que sólo los gobiernos del PAN garantizan crecimiento económico, frente a los modelos del PRI, que sólo han dejado estancamiento y corrupción, y al peligroso populismo de Andrés Manuel López Obrador y de Morena”.

Recordó que “en las administraciones federales de Acción Nacional se garantizó siempre finanzas públicas sanas y un crecimiento de la economía nacional de hasta un cinco por ciento del PIB, lo que hoy se ve aún muy lejano”.

El líder panista en el Senado, Fernando Herrera, acusó que “hay una engañifa en todo esto; un doble discurso del gobierno federal y del PRI, cuyo interés de fondo es imponer a los mexicanos un fiscal general a modo, que le cuide las espaldas a todos los funcionarios corruptos de la presente administración”.

El vicecoordinador del PRD en la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano, criticó que los señalamientos del presidente Peña Nieto en su V Informe “sólo busca culpar a otros de sus propias fallas y errores. En cinco años sus políticas no han dado resultados y ahora resulta que quienes tienen la culpa son otros y no él”, acusó.

El vicecoordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Vidal Llerenas Morales, opinó que la disyuntiva que sugiere el presidente Enrique Peña Nieto “carece de una mínima autocrítica a su modelo que ha dado muy pocos y malos resultados”, y “no se le ve voluntad política de rectificar”.

Para el presidente del PRI, Enrique Ochoa, el actual gobierno ha sentado bases para un país más justo, y avanza venciendo barreras, resistencias e inercias, pero advirtió que existe un claro riesgo de retroceso ante el populismo autoritario que quiere imponerse en el país.

Con información de Rivelino Rueda y Susana Guzmán.