Nacional

Empresario guatemalteco prestó departamento
a Duarte

El departamento donde Javier Duarte pasó sus últimos días en Guatemala antes de ser detenido la noche de este sábado, es propiedad de Eduardo Barillas, empresario y amigo del exgobernador, según confirmaron autoridades locales.
Enviado David Saúl Vela
16 abril 2017 15:32 Última actualización 16 abril 2017 15:33
Duarte

(AP)

El apartamento en el que Javier Duarte de Ochoa pasó sus últimos días en libertad fue comprado hace ocho meses en 300 mil dólares y la propiedad se le atribuye a Eduardo Barillas, un empresario ganadero guatemalteco y amigo del
exgobernador de Veracruz.

Autoridades locales confirmaron lo anterior y explicaron que la investigación iniciada con intensidad hace 48 horas, permitió conocer la ubicación de Duarte de Ochoa, gracias a una visita que esperaba de sus familiares, entre ellos sus tres hijos, a quienes se les permitió el acceso al país para confirmar la ubicación del exmandatario veracruzano en el exclusivo hotel Rivera, ubicado en el turístico municipio de Panajachel, departamento de Sololá.

"Se permite que tengan un primer contacto con el señor Duarte y al momento de tenerlo plenamente identificado con la certeza jurídica de su identidad se ejecuta inmediatamente la orden de aprehensión", dijo el comandante Pablo Castillo, vocero de la Policía Nacional Civil de Guatemala.

Duarte de Ochoa fue trasladado anoche a la prisión de máxima seguridad del Cuartel Matamoros donde permanecerá en espera de que se inicie su proceso de extradición a México, la cual podría tardar varias semanas.


Detallaron que el exgobernador en ningún momento se opuso al arresto, pero se negó a responder cualquier cuestionamiento. "No manifestó nada, simplemente respondía que no tenía comentarios que hacer", dijo Castillo en entrevistas con El Financiero.

Advirtió que en el operativo de captura participaron 20 elementos de élite de la Policia Nacional Civil Guatemalteca que se encargaron de la vigilancia, seguimiento, identificación y detención de Duarte de Ochoa, así como cuatro agentes de la Policía Federal de México que solo tuvieron un papel de observadores.

Señaló que al momento de su detención, Duarte de Ochoa sólo tenía un teléfono móvil y algunos documentos de identificación, que entregaron de inmediato a las autoridades ministeriales, y no quiso detallar si dichos documentos estaban a nombre de Duarte o de algún alias que usaba.

Advirtió que según los indicios que se tenían es que Duarte de Ochoa había ingresado a Guatemala pero fue hasta el fin de semana, con la visita de sus hijos, cuando se confirmó la noticia.

Duarte de Ochoa se encuentra actualmente en una prisión considerada VIP, construida en julio pasado a un costado de la Guardia Presidencial guatemalteca, en espera de su proceso de extradición.