Nacional

Elección de gobernador de Colima, todavía con pendientes en TEPJF

El gobernador José Ignacio Peralta Sánchez impugnó la sanción que le impuso el INE por 36 mil 520 pesos, así como sanciones por 32 mil 999.47 pesos para cada uno de los partidos que lo impulsaron en una alianza.
Magali Juárez
03 enero 2017 12:39 Última actualización 03 enero 2017 12:40
ignacio peralta

José Ignacio Peralta, gobernador de Colima. (Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- A casi un año de que se realizó la elección extraordinaria en Colima, todavía hay resoluciones pendientes en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), pues el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez impugnó la sanción que le impuso el Instituto Nacional Electoral (INE) por faltas durante su campaña.

El Consejo General aprobó una multa para el excandidato por 36 mil 520 pesos, así como sanciones por 32 mil 999.47 pesos para cada uno de los partidos que lo impulsaron en una alianza: PRI, Partido Verde, Nueva Alianza y Partido del Trabajo.

Por ello, el gobernador interpuso a través de su representante legal, Andrés Gerardo García Noriega, un recurso de apelación para impugnar la resolución INE/CG788/2016, emitida por el Consejo General, que declaró fundado el procedimiento ordinario sancionador UT/SCG/Q/CG/17/2016.

Los consejeros electorales concluyeron que tanto Peralta Sánchez como los partidos que lo postularon incurrieron en faltas al entregar artículos no permitidos por la normatividad electoral en actos de campaña para la elección extraordinaria.

El INE identificó que durante tres eventos en los que participó el entonces candidato a la gubernatura, se entregaron artículos considerados como beneficios en especie: pelotas, roscas de reyes y cubetas con despensa.

“Esta autoridad considera que se debe imponer a José Ignacio Peralta Sánchez, entonces candidato a la gubernatura del estado de Colima, una multa equivalente a 500 (quinientos) Unidades de Medida y Actualización, equivalentes a 36 mil 520 pesos, lo cual resulta idóneo y suficiente para disuadir la posible comisión de infracciones similares en el futuro”, resolvió el Consejo General.

Precisó que dado que el salario mensual bruto de Peralta Sánchez como gobernador de Colima es de 96 mil 374 pesos mensuales, la sanción “no puede ser considerada como excesiva o desproporcionada”.

El recurso de apelación fue turnado al magistrado Felipe Alfredo Fuentes Barrera, registrado con la clave SUP-RAP-539/2016 y vinculado al SUP-RAP-526/2016, que incluye la impugnación del PRI.