Nacional

El frío, el hambre y la sed valieron la pena para miles de fieles

Miles de creyentes católicos pasaron frío, hambre y sed para ver al papa Francisco dar misa en el predio 'El Caracol' en Ecatepec, aunque al final algunos dijeron quedar satisfechos de la visita. 
Mariana León, Jeanette Leyva y Everardo Gutiérrez/ Enviados
14 febrero 2016 23:59 Última actualización 15 febrero 2016 5:0
Ayer en Ecatapec, los asistentes portaban banderas de México y del Vaticano. (Édgar López)

Ayer en Ecatapec, los asistentes portaban banderas de México y del Vaticano. (Édgar López)

ECATEPEC.- Lorena se mantiene en pie después de 13 horas de espera. Trasnochó, pese al frío ambiente de cuatro grados, en el predio “El Caracol” esperando la misa de domingo. No ha comido y durmió sobre una cama improvisada de tierra y grava. Está contenta, va a ver al papa Francisco.

Ayer, el pontífice habló a más de 300 mil personas en Ecatepec; a una multitud que no dejaba de llegar, inmune al frío de la madrugada y al sol del mediodía; gente que tuvo que dejar sus alimentos antes de ingresar.

El papa Francisco decidió oficiar su misa aquí, el segundo municipio más poblado del país, uno de los más inseguros –con una tasa de homicidios de 35 por cada 100 mil habitantes– y con un 40 por ciento de la población en pobreza.

“Es un papa humilde... decidió venir a Ecatepec y no a Polanco. Hoy no es una zona marginada, es de fe y esperanza”, dice la mujer de 41 años.

Se mueve de un lado a otro y le da vida a su sombrero hecho a modo con dos cartulinas donde escribió: “Zacatecas”. Ella viene de Cuautitlán Izcalli, pero allá nació. Quiere que su tierra esté hoy aquí.

–¿Sintió frío?
–“¿Creerá que no? Estoy tan emocionada...” Y la sonrisa, perenne.
Más gente de Texcoco o Tultitlán, otros de municipios más lejanos consiguieron boletos y no querían perder la oportunidad. Incluso venían de Aguascalientes, Jalisco y otros estados.

A las cuatro de la mañana una fila de personas tapadas con cobijas y cobertores avanza sobre la avenida Insurgentes frente al Fraccionamiento de Las Américas.

El protocolo de seguridad diseñado por autoridades federales y locales determinó que era mejor cerrar la Avenida Central, después de la estación Ciudad Azteca, así que los invitados con boleto tuvieron que caminar. Había patrullas y elementos del Ejército en cada punto.

–¿Falta mucho?, pregunta un hombre que camina lento en la oscuridad apoyado por un bastón, cubierto con una cobija blanca. Lleva una bandera del Estado Vaticano.

Sí, falta mucho. Porque después de la estación del Mexibus más cercana para llegar hay que caminar más de tres kilómetros. Otra señora con una niña pequeña hace la misma pregunta. La fila de peregrinos sigue avanzando.

1
  

  

Para ingresar al “Caracol”, el lugar donde el Papa ofició misa en Ecatepec, miles de fieles hicieron un largo recorrido desde tempranas horas. (Braulio Tenorio)

La espera se hace larga. El lugar se vuelve un campamento, en el que no hay dónde huir del frío y luego del sol que más tarde quema. Mientras el Papa sobrevuela la ciudad, muchos duermen, así como pueden, unos encima de otros; caminar se tiene que hacer con cuidado, esquivando pies y cabezas.

Adentro no hay comida. A la señora Claudia Solórzano le quitaron sus tortas y sus aguas. A sus 70 años también pasó más de 14 horas sin comer, hasta que terminó la misa. “Pero me comí un yogurt, me lo escondí en la bolsa y eso estoy desayunando”, dice mientras se ríe.
Las bolsitas de agua que repartían mujeres voluntarias tardan en llegar entre la multitud de católicos. Muchos tenían sed. Una joven se insoló y los paramédicos tuvieron que atenderla.

A las 11 de la mañana las pantallas gigantes en “El Caracol” muestran al helicóptero del pontífice aterrizando a escasos ocho kilómetros. Es recibido por el gobernador del estado, Eruviel Ávila.

En el altar, las voces piden calma. “Debemos tener una actitud de oración”, dicen. No hay silencio. Les recuerdan que están en misa.
Cuando el papamóvil entra a “El Caracol” sigue la algarabía, pero cuando sube al altar se hace el silencio. Comienza la oración.

Francisco es claro en hablar de las tentaciones que pueden degradarnos. En su mensaje final dice: “Quiero invitarlos a estar en primera fila, a primerear en todas las iniciativas que ayuden a hacer de tierra mexicana una tierra de oportunidad. Donde no haya necesidad de emigrar para soñar, donde no haya necesidad de hacer de la desesperación y la pobreza de muchos el oportunismo de pocos”.

Quien quiere estar en primera fila es la señora Eufrosina Vázquez, de 80 años. Sentada en su silla de ruedas, poco alcanza su mirada, pero al finalizar la misa está contenta, “lo vi, aunque sea de lejitos”.

Todas las notas NACIONAL
César Duarte deberá comparecer este viernes en Chihuahua
España aprueba extradición de socio de Javier Duarte
Reabren autopista México-Querétaro tras atender fuga de gas
Más control al usar software de espías, reclama la ONU
La respuesta de México a Trump: sí hay violencia pero no somos el segundo lugar del mundo
Margarita y Moreno piden acelerar reglas para tener candidato
Reto para 2018, elecciones transparentes, indica la IP
Maduro, a la ofensiva: “en México no hay libertades”
México, líder en venta de droga en América
Se amparan vs. captura exgóber de Durango y más de 100 de sus empleados
Corrupción daña a la democracia: Cienfuegos
Suspensión en Metrobús estará vigente al menos hasta el miércoles
CNC a priistas: “no teman a un presidenciable no militante”
Nos sentimos espiados, yo mismo como Presidente: EPN
A Peña Nieto parece no importarle el espionaje: Derechos Digitales
PGR investigará a proveedoras de la tecnología para intervenir teléfonos
Acusan a 'chapodiputada' por tráfico de cocaína y lavado de dinero
Presenta PAN ante la CIDH denuncia por espionaje a periodistas
Oaxaca, lugar propicio para la inversión de la industria eólica: AMH
Narro llama a jóvenes universitarios a soñar y crear utopías
Fundamental una acción de estado para bajar homicidios: Osorio Chong
Con dos ejecutados, Naucalpan recibe nuevo comisario
Pide Moreno Valle impulsar frente opositor rumbo al 2018
Van 10 excolaboradores de César Duarte detenidos
AMLO asegura que desaparecerá el CISEN si gana en 2018