Nacional

'El Chapo' afirma que todo lo que dijo la "hija" es falso: abogado

José Refugio Rodríguez, coordinador de los abogados del líder del Cártel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera, dijo que el capo no está enojado por las declaraciones de su supuesta hija pero aseguró que lo que dijo son mentiras. 
David Saúl Vela
07 marzo 2016 23:24 Última actualización 08 marzo 2016 5:5
Joaquín Chapo Guzmán

Joaquín Guzmán Loera. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- Joaquín Guzmán Loera está convencido de que su reaprehensión, el 8 de enero en Los Mochis, Sinaloa, no se derivó de una traición de Ismael El Mayo Zambada, como lo dijo al diario inglés The Guardian Rosa Isela Guzmán Ortiz, quien dice ser hija del Chapo.

José Refugio Rodríguez, coordinador de los abogados del líder del Cártel de Sinaloa, hizo esta revelación a El Financiero y dijo que al platicar este lunes con el Chapo, éste le dijo que Rosa Isela “está diciendo puras mentiras”.

El litigante aseguró que Guzmán no está enojado con Rosa Isela y, por el contrario, “le tiene aprecio y cariño” a esta empresaria de 39 años quien, según el diario inglés antes citado, ya aceptó realizarse una prueba de ADN para probar su parentesco con el narcotraficante.

“De antemano le digo que el señor Guzmán no está enojado con ella. Lo que sí me dijo es que lo que ella está diciendo son mentiras”, insistió el abogado José Refugio Rodríguez en entrevista telefónica.

Aseguró que el temor del Chapo en torno de las declaraciones de Rosa Isela es en el sentido de que alguien la tenga presionada o coaccionada para dar declaraciones falsas sobre su vida, por lo que le instruyó buscarla. “Me dijo ‘Hable con ella para ver qué fue lo que pasó, porque eso que está diciendo son mentiras’; es decir, descalificó las declaraciones de la mujer, pero me pidió que hablara yo con ella…
Joaquín le tiene aprecio y cariño a esta mujer y me dijo que hablara con ella, y que le preguntara qué le motivó a decir tanta tontería”.

El litigante aseguró que el capo también mandó un mensaje a los familiares, quienes el sábado emitieron un comunicado en el que no descartaron pedir a Rosa Isela una prueba de ADN.

-¿Entonces, cómo queda lo de la prueba del ADN?
-El señor les mandó decir (a sus familiares) que se calmen, que se estén quietos. El señor ya les dio instrucciones, ya les dio lineamientos, esos cuestionamientos no van a pasar a mayores, la familia podrá decir y expresar algo, pero no yo, lo que sí le puedo decir es que las descalificaciones de si es o no su hija van a quedar en familia.

-¿La preocupación es por lo que dijo de Ismael Zambada?
-Esa es la preocupación de la familia, por eso la familia respondió de esa manera, pero el señor Guzmán está descalificando eso, dice que no hubo ninguna traición del señor Zambada.

El abogado también se refirió a las declaraciones que hizo el gobierno federal, a través del comisionado Renato Sales, en torno a este caso, la extradición y la campaña mediática que inició en medios. “A eso que dijo el comisionado Renato Sales, de que nuestra presión mediática, es como un chantaje, yo lo único que le puedo decir es: el que se lleva que se aguante”, dijo.

Y advirtió que fueron las autoridades quienes iniciaron, no sólo una guerra en medios, sino también una constante violación a los derechos de Guzmán. “Yo salí de 37 años de anonimato por necesidad, porque había una vida de por medio, pero no somos de chantajear al Gobierno, yo le dije al El Financiero y debe estar grabado, con el Gobierno de México no podemos llegar a ningún convenio.

“Ellos quieren que yo reconozca públicamente que Joaquín Guzmán Loera es un peligro porque se fugó dos veces de un penal, pero el que se haya fugado no denota un estado de peligrosidad, porque eso no es delito, eso lo único que demostró es que él es más inteligente que quienes lo cuidaban”, concluyó.