Nacional

Ejecutan a mando policial en Acapulco

Un comandante de la Policía Municipal de Acapulco fue ejecutado la noche de este jueves; en junio fue señalado, a través de mantas puestas en varios puntos de este polo turístico, de tener nexos con el crimen organizado. 
Enrique Villagómez/Corresponsal
09 octubre 2015 6:43 Última actualización 09 octubre 2015 6:43
SHOOT

La policía investiga el hecho ocurrido en la calle Williamson. (AP)

ACAPULCO. La noche de este jueves fue asesinado el comandante de la Policía Municipal de Acapulco, Severiano Retana Bello de 51 años de edad, por un grupo de hombres armados que lo atacaron cuando se dirigía a su domicilio.

De acuerdo con la autoridades, la agresión se registró alrededor de las 22:00 horas, cuando el jefe policiaco viajaba a bordo de su vehículo particular tipo Pontiac de color blanco, a la altura del punto conocido como el Trébol de las Cruces frente al bar "Los Limones", donde un grupo de hombres armados que se transportaban en otra unidad, se le emparejaron y le dispararon en varias ocasiones dejándolo gravemente herido y más tarde murió en el hospital cuando era atendido.

El pasado 23 de junio, el ahora occiso y otros elementos de seguridad pública municipal, fueron señalados de mantener nexos con el crimen organizado, a través de diversas mantas que fueron colocadas en distintos puntos de la ciudad.

En el texto se leía: “Atento aviso para la Policía Federal, Gendarmería, Ejército Mexicano y Marina, aquí les dejamos la lista de los policías municipales y viales que apoyan a la delincuencia organizada, entre ellos están los comandantes de la municipal Luis Alarcón, alias El Félix o El Chóforo, Severiano Retana Bello, Aarón Torres, Juan Ávila Domínguez, alias el Kalusha, y Luis Nava Mariano, alias El Berrán”.

Con este hecho, suman dos mandos policíacos que han sido asesinados por presuntos integrantes del crimen organizado en menos de 48 horas, ya que martes murió en un hospital de la ciudad el que fuera director de la Policía Vial, Jorge Alfonso Zambrano Hernández, quien fue atacado a balazos el pasado 22 de septiembre, cuando se encontraba conviviendo con otras dos personas que también murieron en la zona turística de la Quebrada.