Edificio de Zapata 56, en riesgo incluso con sismo menor
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Edificio de Zapata 56, en riesgo incluso con sismo menor

COMPARTIR

···
Nacional

Edificio de Zapata 56, en riesgo incluso con sismo menor

Especialistas consultados por El Financiero hallaron irregularidades e inconsistencias en la construcción, como castillos débiles y trabes vencidas, y consideraron que incluso un sismo menor lo habría derribado.

Édgar Ledesma
19/10/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Zapata 56 era un castillo de arena. El proyecto residencial San José de la colonia Portales, colapsado el pasado 19 de septiembre a causa del sismo, estaba en riesgo de caer aun sin un temblor, revelan documentos oficiales y especialistas consultados.

Tras el colapso del edificio, El Financiero Bloomberg contactó a especialistas en arquitectura, a quienes entregó los planes oficiales del inmueble, construido por Canada Building Group. En su revisión, encontraron numerosas irregularidades que ponían en riesgo la estabilidad de la torre. Los planos de la constructora ni siquiera concuerdan con el edificio.

Al revisar los planos y los restos del edificio, Fabiola Pérez Bustamante y Eduardo Miranda, arquitectos especializados en seguridad estructural, detectaron una decena de irregularidades e inconsistencias: castillos débiles, trabes vencidas, vigas inexistentes, varillas con diámetros diferentes a los señalados en planos, falta de cálculo estructural, instalaciones dentro de vigas, falta de documentos y planos y hasta malos cálculos.

La conclusión: era cuestión de tiempo para que cayera.

“Posiblemente sí se hubiera caído con el tiempo, no se hubiera caído de la forma que lo hizo, pero el edificio hubiera tenido alto riesgo estructural porque hubiera tenido fallas estructurales continuamente, por ejemplo, con el primer sismo las puertas ya no cerraban, quiere decir que el edificio se movió un poco, hubiera tenido fallas, hundimientos, grietas y filtraciones, incluso ya había presentado filtraciones que el director de obra ya había revisado y dijo que era algo normal”, señaló Pérez Bustamante.

“Ese edificio probablemente se hubiera caído con otro sismo menos fuerte o de mayor magnitud”.

,
,


La experta añade que hubo una mala elección del sistema constructivo, una mala ejecución y un mal cálculo.

Señaló que las pruebas contundentes se deben hallar en la bitácora de obra; sin embargo, esta no fue entregada a los habitantes del edificio Zapata 56 porque la constructora no entregó el documento a la delegación.

“Cuando tú entregas algo que no corresponde a lo que tú estás edificando puedes tener problemas, porque está calculado o está hecho para lo que está destinado. Aquí, si hicieron un cálculo para cinco niveles e hicieron seis”, explicó.

Pérez también señaló que “los planos vienen muy escuetos”.

El doctor en Ingeniería Eduardo Miranda Mijares, quien actualmente es Profesor del Departamento en Ingeniería Civil y Ambiental de la Universidad de Stanford, señaló que después de inspeccionar los restos del edificio y revisar los planos de diseño, informó a los condóminos que después del terremoto del 85, las normas garantizan que un terremoto de 7.1 grados no puede derrumbar un edificio y lo que observó es una posible falla en el diseño.

“Por lo que vi en planos y la estructuración, el diseño del edificio no le permitía lidiar con el fenómeno. Esto es muy crítico porque cuando hay columnas interiores con dos vecinos a los lados es muy fácil que estas se ayuden entre sí, pero como estaba pensado con columnas solo en las esquinas no aguanta”.

Finalmente, comentó que dentro del mismo vecindario se observan otros inmuebles igual de nuevos que no sufrieron ningún daño.

“El objetivo principal del diseño sismo-resistente es evitar el colapso de la estructura durante un sismo. Como ustedes lo pudieron constatar la estructura aledaña, así como otras nuevas a unos 40 metros al poniente también sobre Emiliano Zapata no tuvieron daño alguno”.

A un mes de que ocurriera el sismo, los habitantes del edificio Zapata 56 señalan que la constructora no aparece; solo les envió un correo en el que asegura que el colapso fue un caso "fortuito".

,,