Nacional

Duarte se ocultó en Guatemala y ahora está en Costa Rica

Servicios de Inteligencia lo ubicaron la semana pasada en la ciudad de San José. Han logrado dar con su paradero gracias a dos llamadas telefónicas que hizo. Dicen que se mueve constantemente, que permanece muy poco tiempo en un lugar.
Víctor Hugo Michel 
22 diciembre 2016 22:46 Última actualización 23 diciembre 2016 5:0
duARTE

DUARTE

SAN JOSÉ, Costa Rica.- El exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, se esconde desde noviembre en Centroamérica. Errante, como profesional del escapismo, salta de un país a otro usando pasaportes falsos para tratar de eludir su captura, mientras se hospeda lo mismo en casas rentadas que en hoteles de cinco estrellas.

Agencias de seguridad mexicanas confirmaron a El Financiero que durante su fuga el expriista ha estado, al menos, en las capitales de Guatemala y Costa Rica, en donde fue detectado tan recientemente como la semana pasada en las cercanías de una zona de lujo de San José, ciudad en donde su extesorero –Vicente Benítez– posee varias propiedades.

Fuentes de inteligencia de alto nivel detallaron a este diario que “toda la información disponible” apunta a que Duarte viajó primero a la ciudad de Guatemala, a principios de noviembre, cuando ya había sido expulsado del PRI y se le perseguía para responder por el desvío millonario de recursos en Veracruz.

saltimbanqui

Desde entonces y hasta hace unos días, ha vivido a salto de mata, escabulléndose de manera continua, asistido por la suerte, sus recursos millonarios, filtraciones de información o una mezcla de las tres.

En su huida, el expriista no ha sido un blanco fácil. En Guatemala, por ejemplo, brincó a lo largo de noviembre por distintos puntos de la capital, hasta llegar a una residencia rentada en la calle Cero B, en la colonia El Maestro, en la clasemediera zona 15, cerca del centro comercial Oakland. Cometió un error: una comunicación suya a México fue interceptada.

Pero para llegar a ese punto y volver a saber de la existencia de Duarte fueron necesarias varias semanas de silencio total, tiempo durante el que el exgobernador de Veracruz, en efecto, desapareció. Las agencias de seguridad perdieron su rastro a mediados de octubre, poco antes de que fuera expulsado del PRI y de que un juez girara una orden de aprehensión en su contra por el desvío de recursos públicos.

No fue sino hasta hace unos días, a finales de noviembre, que el monitoreo que se mantiene de manera permanente sobre su familia permitió detectar que se había comunicado desde el oriente de la capital guatemalteca. Fue una reaparición breve. Antes de que pudiera ser organizado cualquier operativo, ya estaba en otro punto de la ciudad.

II

Para una de las escalas de su exilio, Duarte eligió algo muy diferente del fausto al que estaba acostumbrado. Aunque dista de ser una barriada y tiene una caseta de seguridad a la entrada –un lujo del que no goza la mayoría de los habitantes de Guatemala–, la colonia El Maestro es un enclave insípido en el que lo poco destacable de sus casas es la afición a los muros altos y videocámaras de seguridad. Su principal ventaja, según dicen sus guardias, es la discreción.

“Quien no quiera ser visto aquí entra con marbete (tarjetón) sin que nadie sepa”, dijo un oficial a la entrada del complejo habitacional, en el que ingresan y parten de forma continua camionetas con vidrios polarizados. “Ni nosotros sabemos quiénes son los que rentan las casas”.

De acuerdo con los funcionarios de inteligencia consultados –que pidieron el anonimato por no estar autorizados a hablar del tema– Duarte ha entrado y salido del radar oficial con inusitada velocidad a lo largo de las ocho semanas y pico que ha durado su huida. No sólo cambia de comunicaciones constantemente, sino que ha usado diferentes identidades y pasa poco tiempo en un mismo sitio.

Los laxos controles migratorios de Centroamérica, en donde prácti-camente se pasa de un país a otro sin problemas, han jugado a su favor: apenas la semana pasada había brincado otra frontera, pese a que la Interpol giró una ficha roja y se le busca en más de 180 países. Que su rostro sea uno de los más reconocibles –más en una región en donde la televisión mexicana es muy vista– tampoco ha obrado en su contra.

Pero lo que eventualmente puede pesarle son los hábitos. Otra comunicación suya fue interceptada a finales de la semana pasada en Costa Rica. En esta ocasión y tras ocho semanas de evasión, Duarte recaló en un sitio más afín a sus viejas costumbres. Fue detectado brevemente en el hotel Real Intercontinental, uno de 5 estrellas con seis restaurantes, dos bares, dos albercas y spa, muy cerca de las tiendas más lujosas de San José.

Coincidencia o no, Duarte ha tenido vínculos con este país. A mediados de este año, medios locales revelaron que su extesorero, Vicente Benítez, posee propiedades por hasta 25 millones de pesos en distintos puntos de territorio costarricense.

Consultados al respecto, los gobiernos de Guatemala y Costa Rica declinaron ofrecer comentarios respecto a la posible presencia de Duarte en ambos países.

Todas las notas NACIONAL
PRI modifica coalición y abre paso a Humberto Moreira a diputación
La Sedena no debe confrontar ni rebajarse con AMLO: diputados
Normalistas paralizan Oaxaca; toman central y roban autobuses
Osorio llama a vigorizar Fuerzas Armadas, ‘que no reconocen unos’
Yo no reprimiré al pueblo con el Ejército, revira López Obrador
Gobierno del Edomex entrega tarjetas con 2 mil pesos, denuncia el PRD
IMSS se digitaliza para acabar con ‘coyotes’ que cobraban hasta $2 mil
PAN arma una red de 5 mil abogados para cuidar las elecciones
Clarke, un sheriff demócrata de esencia republicana
Instalará la SEP 12 módulos en la frontera con EU para asesorar a dreamers
Fidel Herrera recibió 12mdd para permitir ingreso al Cártel del Golfo
Reconoce Honoris Causa a Luis Gabino Medina
Gobernadores del PRI entregaron a Tamaulipas a bandas criminales: Cabeza de Vaca
IEE espera indicaciones de la ASEN para atender caso Layín en Nayarit
Reforman diputados la 3de3 y sancionan el mal uso de información "reservada"
Localizan seis bolsas con restos humanos en Guerrero
Barrales no mostró congruencia a la transparencia: Rogerio Castro
Dos personas mueren en inmediaciones de Prepa 5; no eran estudiantes
PRI busca recuperar terreno en la Ciudad de México
Norberto Rivera manifiesta su apoyo a obispo de Cuernavaca
Firman Segob y SEP acuerdo para atender a repatriados
El agua seguirá siendo tema importante, pese a la inseguridad: Héctor Astudillo
¿Tienes que corregir tus datos en el IMSS? El trámite será más rápido
INER, 80 años de servicio a la población
Comisionado de Seguridad asegura que alcaldes de Morelos pagan “derecho de piso”