Nacional

'Don Neto' podrá cumplir condena en su domicilio: Segob

La orden al titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social es la de cumplir con el mandato judicial para que el narcotraficante sea enviado al domicilio autorizado en un plazo no mayor a tres días.
Corresponsal | Juan Carlos Huerta
22 julio 2016 10:5 Última actualización 22 julio 2016 10:37
[El interno asegura que se siente más seguro en la prisión que en la calle / Cuartoscuro] 

La orden especifica que se debe cumplir con la determinación de 'casa por cárcel' en un plazo no mayor a los tres días a partir de su notificación. (Cuartoscuro / Archivo)]

GUADALAJARA.- La Secretaría de Gobernación instruyó a que se traslade al narcotraficante Ernesto Don Neto Fonseca Carrillo al domicilio designado y autorizado en la Ciudad de México.

El comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, Eduardo Guerrero Durán, recibió la orden de ejecutar el mandamiento judicial.

La familia del fundador del antiguo Cártel de Guadalajara recibió el oficio girado por el director general de Procedimientos Constitucionales de la Segob, Héctor Jaime Leyva Baños, en representación del Secretario de Gobernación.

La orden especifica que se debe cumplir con la determinación de 'casa por cárcel' en un plazo no mayor a los tres días a partir de su notificación.

En abril de 2015 se le concedió a Don Neto la medida de confinamiento domiciliario, en sustitución de la pena de prisión, e incluso su defensa presentó un inmueble para compurgar sus condenas; además, se acreditó con pruebas periciales que la residencia propuesta cumple con los requerimientos que señala la ley.

Por otra parte, la hija del narcotraficante, Yoanna Fonseca, fue informada de un nuevo padecimiento que sufre su padre. Se trata de “ruptura de supraespinoso derecho vs. pinzamiento subracomial”, el diagnóstico alude los fuertes dolores que reporta desde hace dos meses en el brazo derecho y que le impide movimientos simples.

Ernesto Fonseca Carrillo fue detenido en 1985, acusado del homicidio del agente de la DEA, Enrique Kiky Camarena Salazar, por lo que se le sentenció a 40 años de prisión, de los cuales ya ha purgado 32.

Actualmente está preso en el Centro Federal de Reinserción Social Número 2 en Puente Grande, Jalisco.