Nacional

Investigación apunta a confusión de estudiantes con rivales de Guerreros Unidos: PGR

Eder Betanzos comentó el grupo delictivo ha venido disputándose áreas de influencia con otras organizaciones y en su desarrollo ha tejido una red de complicidades, especialmente en Iguala y Cocula.
David Saúl Vela
08 junio 2016 20:40 Última actualización 08 junio 2016 22:0
Eber Omar Betanzos

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La PGR advirtió que la línea de investigación con mayores indicios en el caso Ayotzinapa es que los estudiantes, al acudir a Iguala a la toma de autobuses, fueron privados de la libertad y presuntamente asesinados por Guerreros Unidos.

Así lo dio a conocer el Subprocurador Eber Omar Betanzos, luego de una de reunión que la procuradora Arely Gómez tuvo con los padres de los normalistas, a quienes entregó el libro blanco con el resumen de la investigación.

Dijo que los hechos del 26 y 27 de septiembre de 2014 ocurrieron en un contexto de inseguridad y delincuencia organizada en la zona norte de Guerrero donde el grupo Guerreros Unidos tuvo fuerte presencia y notoriedad por su perfil violento

Guerreros Unidos ha venido disputándose áreas de influencia con otras organizaciones y en su desarrollo ha tejido una red de complicidades, especialmente en Iguala y Cocula”, aseguró en mensaje a medios,

Detalló que el grupo logró infiltrarse en los cuerpos de seguridad municipal, proveyéndolos de recursos públicos y coludiéndose con servidores públicos de ese orden de gobierno.

Advirtió que su forma violenta de operar de Guerreros Unidos responde a diversos factores, principalmente a la presencia de personas que pertenezcan a otras bandas delictivas que genera desmanes en su territorio y que calienten la plaza.

“De darse alguno de éstos detonantes, la respuesta sería altamente violenta, privando de la libertad a las personas a través de la policía municipal, torturándolas, privándolas de la vida, incinerándolas e inhumándolas”, dijo.

Explicó que conforme a esta forma de actuar, los estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, arribaron aquel 26 de septiembre a la ciudad de Iguala con el objetivo de tomar camiones y llevarlos a Chilpancingo.

“Situación que motivo a una célula de Guerreros Unidos a actuar en su contra con ayuda de Policías municipales de Iguala y Cocula”, agregó el funcionario al señalar 10 consideraciones que hizo la PGR a un año nueve meses de los hechos.

Destacó que de acuerdo con “las evidencias recabadas hasta el momento” los estudiantes fueron privados de la libertad, interrogados y presuntamente privarlos de la vida, “línea de investigación que la PGR tiene los mayores indicios”.