Nacional

Fiscalía de Guerrero confirma secuestro de periodista en Iguala

De acuerdo a versiones de sus familiares, Javier Cano Torres, salió de su casa a las 7 de la mañana con dirección a la ciudad de Teloloapan,  sin embargo no llegó a su destino; el auto en el que viajó fue localizado por elementos de la Gendarmería. 
Natividad Ambrocio/Corresponsal
08 mayo 2015 11:44 Última actualización 08 mayo 2015 16:27
Los integrantes de la Gendarmería recabaron información de los locatarios. (Reuters)

Los integrantes de la Gendarmería recabaron información de los locatarios. (Reuters)

IGUALA. -El Fiscal General del Estado de Guerrero, Miguel Ángel Godínez Muñoz, confirmó que el periodista y locutor Bernardo Javier Cano Torres, desaparecido el jueves pasado en la carretera Iguala-Teloloapan, fue secuestrado junto a otras tres personas.

Inclusive el funcionario estatal reveló que ya están pidiendo rescate por ellos. Asimismo dijo que la Policía Federal puso a disposición el vehículo en que viaja Cano Torres, unidad que aunque fue identificada como propiedad del reportero, tiene reporte de robo.

Godínez Muñoz, mencionó que una línea de vehículos que venía quedó parada cuando un grupo armado interceptó al primer vehículo y posteriormente bajan a las personas.







La desaparición del periodista ocurrió este jueves cuando salió de su casa a las 7 de la mañana con dirección a la ciudad de Teloloapan, viajando en su vehículo marca NISSAN tipo Tsuru, Modelo 2015, placas de circulación MSD2259, particulares del Estado de México, pero no llegó a su destino.

Según reportes policiacos, el vehículo del comunicador fue localizado en la mañana del jueves por elementos de la Gendarmería Nacional, en la zona conocida como La Loma de los Coyotes, en la carretera federal Iguala- Teloloapan, a unos metros donde se ubica un reten militar.

En reacción, los periodistas de los región Norte solicitaron el apoyo de sus colegas en otras ciudades del estado y el país, así como de las autoridades competentes para dar con el paradero de Javier Cano, sano y salvo.