Nacional

Crecen 153% los asesinatos contra militares en el último año

Militares explican que no sólo se trata de más muertes de militares hablando de un incremento del 153 por ciento a manos del crimen, sino la violencia de estos homicidios.
David Saúl Vela 
27 agosto 2017 23:31 Última actualización 28 agosto 2017 5:0
SEDENA

Sedena

En el último año se incrementó en 153 por ciento el número de muertes de militares a manos del crimen organizado, revela el más reciente informe de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Dicho informe contiene las cifras que se verán reflejadas es el Quinto Informe de Gobierno de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, que se presentará el 1 de septiembre.

Mandos militares explicaron que no sólo hay más muertes de militares a manos del crimen, sino que se ha recrudecido la violencia de estos homicidios.

Muestra de ello es el ataque a militares ocurrido el 30 de septiembre de 2016, en Culiacán, Sinaloa, atribuido al Cártel de Sinaloa. Ahí fallecieron cinco soldados.

militares_caidos

De acuerdo con el registro oficial, en este caso los criminales usaron armas de guerra, entre ellas granadas de fragmentación, rifles de asalto AK-47 y AR-15 y rifles antiaéreos Barret, calibre 50.

Ahí se contabilizaron más de 3 mil disparos contra el personal militar que aguantó el ataque por casi una hora, pese a lo cual no pudieron evitar que sus unidades fueran incendiadas en la agresión.

Otro hecho similar ocurrió el 3 de mayo pasado en Palmarito, Puebla, cuando un grupo de huachicoleros emboscó a los militares, cuatro de los cuales fallecieron a tiros.

De acuerdo con la versión el Ejército, en ese momento los soldados no pudieron repeler las agresiones, pues los criminales usaron a niños y mujeres de escudos humanos.

Cifras de la Sedena indican que entre el 1 de septiembre de 2015 y el 30 de agosto de 2016, en el país murieron 17 soldados que participan en acciones permanentes de combate al narcotráfico.

Un año después, entre el 1 de septiembre de 2016 y el 30 de julio de 2017, el número de militares fallecidos se incrementó a 43 casos, es decir, un alza del 153 por ciento.

Dichas muertes ocurrieron en nueve estados, de los cuales los más letales para las fuerzas armadas son Tamaulipas, con 11 soldados muertos a manos del crimen organizado; Sinaloa y Guerrero, con 10 casos, y Puebla, con seis casos.