Nacional

CNS confirma detención del operador de 'El Mencho', líder del CJNG

Yhovany Castro Urbano es señalado como presunto responsable de los delitos de robo, venta de droga y comercialización de hidrocarburos; también es investigado por las agresiones a policías y militares, el 6 de abril y 12 de mayo pasado.
David Saúl Vela
23 septiembre 2015 14:51 Última actualización 23 septiembre 2015 14:51
Renato Sales

El comisionado Nacional de Seguridad informó de la detención del integrantes del CJNG. (@SEGOB_mx)

CIUDAD DE MÉXICO. Yhovany Castro Urbano considerado como uno de los principales operadores de Nemesio Oseguera Cervantes, líder del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) fue detenido por Fuerzas federales en Jalisco, confirmó la Comisión Nacional de Seguridad.

Este sujeto de 27 años fue señalado como uno de los objetivos primordiales de la "Operación Jalisco" y es investigado por las agresiones a policías y militares, el 6 de abril y 12 de mayo pasado.

La aprehensión estuvo al cargo de elementos de la Policía Federal y el Ejército Mexicano, el martes pasado, y fue resultado del trabajo coordinado las distintas dependencias del gobierno federal.

Castro Urbano, a quien se le señala como presunto responsable de los delitos de robo, venta de droga y comercialización de hidrocarburos, fue detenido junto a tres sujetos más.

Dichas personas tenían en su poder, tres armas largas, una corta, 13 cargadores, dos vehículos y una lancha.

Además, se le vincula con una emboscada registrada el 6 de abril, en el municipio de San Sebastián, de la misma entidad, en contra de efectivos del estado de Jalisco, que dejó como saldo 15 policías muertos y seis heridos.

También se investiga su participación en el ataque ocurrido el 12 de mayo, en contra de personal del Ejército, en el municipio de Huachinango, en donde ejecutaron a cuatro militares y luego incineraron sus restos.

Renato Sales, comisionado Nacional de Seguridad, dijo que la aprehensión de este sujeto derivó en un enfrentamiento a balazos entre los presuntos delincuentes y las fuerzas federales, en el que no hubo heridos.