Nacional

6 ciudades del país que están más contaminadas que la CDMX

De acuerdo con un reporte de la Organización Mundial de la Salud, media docena de ciudades presentan peor calidad del aire que la capital, lo que representa un gran riesgo para la salud. Descubre de cuáles se trata.
Mariana León
12 mayo 2016 23:9 Última actualización 13 mayo 2016 11:26
Aunque la CDMX ha pasado días difíciles en cuanto a contaminación, hay ciudades en México aún más contaminadas (Cuartoscuro)

Aunque la CDMX ha pasado días difíciles en cuanto a contaminación, hay ciudades en México aún más contaminadas. (Cuartoscuro)

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las ciudades de Monterrey, Toluca, Salamanca, León, Irapuato y Silao, tienen mayores niveles de contaminación que la capital del país.

Según el informe dado a conocer ayer por el organismo internacional, éstas tienen peor calidad del aire que la que se registra en la capital del país, en cuanto a partículas 2.5 y 10, que de acuerdo con la organización internacional conllevan riesgos a la salud que van desde mayores casos de asma, hasta cáncer de pulmón.

Las partículas incluyen sulfato, nitratos y carbón negro, que penetra en el tejido profundo de los pulmones y el sistema cardiovascular y que implica un “gran riesgo para la salud humana”.


En el ranking elaborado por la OMS, y que recoge datos de casi 3 mil ciudades alrededor del mundo, se muestra que la ciudad más contaminada de México es Monterrey, seguida de Toluca, Salamanca, León, Irapuato, Silao, la Ciudad de México y Guadalajara. El último lugar es la ciudad de Puebla.

De las nueve urbes mexicanas en el listado, Monterrey es que la que encuentra más arriba en la lista, ocupando el lugar 255 de 2 mil 973 ciudades de cinco continentes. Le sigue Toluca, en el lugar 302; la Ciudad de México ocupa el puesto 681.

Explica la OMS que las partículas más perjudiciales para la salud son las de 10 micrones de diámetro (PM10), que pueden penetrar y alojarse en el interior profundo de los pulmones. La exposición crónica a las partículas agrava el riesgo de desarrollar cardiopatías, neumopatías y cáncer de pulmón.

Las partículas de menos de 2.5 micrones de diámetro, “están asociadas con el aumento de síntomas de enfermedades respiratorias, la reducción de la función pulmonar, el agravamiento del asma, y con muertes prematuras por afecciones respiratorias y cardiovasculares. Además de alteraciones en los canales de calcio”, se explica.

Algunas de las fuentes que provocan esta contaminación son fábricas, además de fuentes móviles como automóviles.