Nacional

CDHDF reporta avances en áreas médicas de reclusorios

La presidenta del organismo dijo que con las mejores se permitirá a los internos acceder al derecho a la salud, pues se observó que en estos lugares la atención médica a los internos está garantizada.
Héctor Gutiérrez
14 octubre 2015 13:25 Última actualización 14 octubre 2015 13:26
Perla Gómez Gallardo, de la CDHDF

Perla Gómez Gallardo, de la CDHDF. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Perla Gómez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), celebró los avances de la Secretaría de Salud capitalina, que en un lapso de dos años, ha logrado modernizar las instalaciones de las áreas médicas en los centros de reclusión de la capital.

Acpompañada por el titular de la Secretaría de Salud, Armando Ahued, la ombudsperson detalló las adecuaciones y, en algunos casos, las obras que se llevaron a cabo en los reclusorios capitalinos así como en el Centro de Sanciones Administrativas (El Torito) para mejorar la atención que reciben los internos en estos centros de reclusión.

Así, al hablar de las mejoras, señaló que “el derecho a la salud es uno de los derechos humanos que cualquier persona tiene y nosotros estamos ahí para ver que esto se cumpla, por lo que nos llena de satisfacción ver que en estos lugares la atención médica a los internos está garantizada”.

No obstante, señaló que “aún hay retos importantes en esta tarea, pues aún falta mejorar la atención en lo que respecta a la detección oportuna de enfermedades como el VIH y otras que pueden poner en peligro a la población penitenciaria, por lo que seguiremos observando la actuación de las autoridades para que den cabal cumplimiento a estas tareas”.

A su vez, el secretario de Salud capitalino mencionó que, aunque el reto es grande, cuentan ya con equipos y, sobre todo, con personal médico altamente profesional para brindar a los internos una atención adecuada y con calidez, con lo que su derecho a la salud está plenamente garantizado”.

Señaló también que “los servicios que ofrecemos a la población penitenciaria están en constante mejora, nuestros protocolos y programas están en constante revisión y siempre tratamos de realizar nuestro trabajo de la mejor manera posible para garantizar que el derecho a la salud siempre se cumpla”.