Nacional

Caso Iguala no es un asunto cerrado: CNDH

Al entregar su primer informe de actividades a Enrique Peña Nieto, Luis Raúl González Pérez, titular de la CNDH, dijo que ni autoridades ni sociedad pueden esperar a que ocurran otros hechos graves para iniciar el cambio hacia el cumplimiento de la ley.
Eduardo Ortega
25 marzo 2015 12:56 Última actualización 25 marzo 2015 13:19
Luis Raúl González Pérez

El presidente de a CNDH dijo que nadie puede sustraerse del respeto a la ley y los derechos humanos. (Tomado de Twitter: @PresidenciaMX)

CIUDAD DE MÉXICO. Iguala es un asunto no cerrado, en el que hay que busca la verdad, lograr que los derechos de las víctimas sean reparados, que todos los responsables sean sancionados y evitar a toda costa su repetición, afirmó el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez.

Al entregar su primer informe de actividades al presidente Enrique Peña Nieto en Los Pinos, dijo que la gravedad y trascendencia de los hechos de Iguala nos deben hacer reflexiona y replantear el futuro que queremos como país.

"No debemos esperar, ni como autoridades ni como sociedad, a que ocurra en otros hechos graves para iniciar el cambio hacia el cumplimiento efectivo de la ley", agregó.

Además, señaló que nadie puede sustraerse del respeto a la ley y a los derechos humanos.

Por otra parte, pidió al presidente de la República girar instrucciones para que las solicitudes de información y documentación que la CNDH dirija a las dependencias y entidades del Poder Ejecutivo sean debida y oportunamente atendidas, así como revise el cumplimiento dado a las recomendaciones que se le han dirigido.

De ser el caso, añadió, le solicitó implementar las acciones que aún estén pendientes para lograr su cumplimiento real e integral.

También hizo extensiva esa petición al gobernador de Tlaxcala, Mariano González Zarur, en su calidad de presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, pasa que todos los gobiernos locales colaboren y atiendan las recomendaciones.

Consideró que lo más relevante a reportar en materia de derechos humanos durante 2014, es el despertar y toma de conciencia que hechos como los de Chalchihuapan, Tlatlaya e Iguala han provocado en nuestra sociedad, así como el nuevo paradigma de actuación que las autoridades e instituciones tenemos que asumir a partir de ellos.