Nacional

Cae jefe de plaza de 'Guerreros Unidos', implicado en la desaparición de los 43

Elementos de la División de Inteligencia de la Policía Federal, en coordinación con personal militar, detuvieron en un palenque a José Luis Ramírez Arriaga, 'El Churros', jefe de plaza del grupo criminal 'Guerreros Unidos'. 
David Saúl Vela
03 mayo 2016 21:23 Última actualización 03 mayo 2016 21:23
José Luis Ramírez Arriaga está implicado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. (Cortesía)

José Luis Ramírez Arriaga está implicado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. (Cortesía)

La Policía Federal detuvo en un palenque a José Luis Ramírez Arriaga, El Churros, jefe de plaza del grupo criminal Guerreros Unidos, e implicado en la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Este sujeto rendía cuenta de sus acciones directamente a Ángel Casarrubias Salgado y los hermanos de éste último, líderes de Guerrero Unidos, así como Nicolás Nájera Salgado recientemente detenido por la Policía Federal.

Fueron elementos de la División de Inteligencia de la Policía Federal, en coordinación con personal militar, quienes detuvieron a este sujeto en el municipio de Buenavista de Cuellar, Guerrero.

La aprehensión de Ramírez Arriaga se logró al seguir diversas líneas de investigación que lo implican en la agresión a los estudiantes de Ayotzinapa, el 26 y 27 de septiembre de 2014, en Iguala, Guerrero.

Ramírez Arriaga, de 43 años de edad, fue localizado cuando asistía a un espectáculo musical en un palenque, acción policial que se desarrolló sin que se pusiera en riesgo la integridad de los asistentes al concurrido evento.

Según los registros criminales, este sujeto cuenta con una orden de aprehensión por el delito de delincuencia organizada en la modalidad de delitos contra la salud.

Y es que las investigaciones establecen que encabezaba los enfrentamientos que sostenían con una banda rival denominada Los Tilos, con quienes disputaban el control de la producción y el tráfico de heroína en Guerrero.

En el expediente del caso se advierte que una de las maneras en cómo operaba Ramírez Arriaga consistía en la utilización de conductores de taxis a quienes obligaba a que le proporcionaran información sobre movimientos de autoridades y diversas personas; así como a efectuar mítines y manifestaciones acordes a los intereses de Guerreros Unidos.

El detenido fue puesto a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) en la ciudad de México.

Todas las notas NACIONAL
Congreso de Hidalgo aprueba eliminación del fuero
México actuará de conformidad con leyes en caso Venezuela
CDMX y Veracruz, 2 de 11 estados que no armonizaron leyes de protección de datos
Retiran mototaxis en Tláhuac
Dejan vigente hasta agosto suspensión de órdenes de aprehensión contra Javier Duarte
Congreso también rechaza sacar arbitraje del TLCAN 2.0
Casi nulo, el combate al narcomenudeo
Acusa PRD a Batres de encubrir a Salgado
En 2018, prohibirá INE uso de “tarjetas rosas”
La idea de un muro es absurda: creador de la American Border Patrol
Delegado debe rendir cuentas y dejar Tláhuac, exhorta la ALDF
Pasan de 17 a 20 homicidios por cada 100 mil habitantes: INEGI
MP de Tláhuac no levantaba denuncias de desaparecidos
Delegado de Tláhuac debe responder por crimen, reclama diputado
Autoridades federales y de Morelos se coordinan para atender socavón
Para ganar elecciones, el PRI debe ir más allá de los militantes: Camacho
Defensa de Javier Duarte apela vinculación a proceso
PRI analiza reabrir las puertas a exmilitantes
Periodista amenazado en Veracruz denuncia ataque contra sus padres
Carabias y Cárdenas posibles candidatos del PVEM para 2018
Rechazan la existencia de orden de aprehensión contra 'Cuau'
Sedatu resuelve conflicto agrario de casi un siglo de duración en Tlaxcala
Diputado de Morena debe explicar permisos que dio a mototaxis: PRD-ALDF
Grupo feminista se adjudica explosión en Episcopado Mexicano
Yunes comparecerá el 6 de agosto en el caso de Javier Duarte