Nacional

Avanza en comisiones
de diputados reforma anticorrupción

La Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó con 24 votos a favor, uno en contra y una abstención las reformas que darán pie al nuevo Sistema Nacional Anticorrupción. Se espera que mañana sea aprobada por el Pleno de San Lázaro.
Víctor Chávez
25 febrero 2015 19:24 Última actualización 25 febrero 2015 19:24
La Comisión de Puntos Constitucionales aprobó el dictamen con las reformas constitucionales que darán pie al Sistema Nacional Anticorrupción. (Cortesía Diputados)

La Comisión de Puntos Constitucionales aprobó el dictamen con las reformas constitucionales que darán pie al Sistema Nacional Anticorrupción. (Cortesía Diputados)

CIUDAD DE MÉXICO.- Con 24 votos a favor del PRI, PAN, PRD, PVEM y PANAL, uno en contra del MC y una abstención del PRD, la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados aprobó esta noche las reformas constitucionales para conformar el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción.

Luego de que desde el pasado 4 de noviembre el PAN presentó una iniciativa y se instaló una mesa de trabajo para elaborar un proyecto común -a recomendación del propio presidente Enrique Peña Nieto- los legisladores de las tres principales fuerzas políticas -PRI,PAN y PRD- superaron sus diferencias y consensuaron un decreto que llevarán este jueves al Pleno de los 500 diputados.

Entre las novedades de las reformas destacan que “el titular de la Secretaría de la Función Pública será propuesto por el Ejecutivo y ratificado por el Senado de la República”.

También que “se fortalece la Auditoría Superior de la Federación, otorgándole la facultad de atracción, a fin de que se puedan investigar las finanzas estatales y municipales”.

Y como para no dejar rendijas a más impunidad en los últimos escándalos de corrupción, añaden que “se aumenta a por lo menos siete años la prescripción de actos u omisiones de responsabilidad administrativa que fuesen graves”.

Agregan que “se va a establecer un servicio civil de carrera en todos los órganos internos de control”, para que ni el gobierno federal ni los gobiernos estatales pongan a sus “amigos” como funcionarios “a modo” para que los vigilen.

Se añade que “se establecerá con claridad que puedan sancionar los conflictos de interés” y que “los integrantes del Tribunal Federal de Justicia Administrativa serán también ratificados por el Senado”.