Nacional

Autoridades no serán sometidas por el crimen: Silvano Aureoles

El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles dijo que los presidentes municipales solamente le deben rendir cuentas y obedecer a la población y no a los grupos criminales del estado. 
Arturo Estrada/ Corresponsal
04 octubre 2015 17:18 Última actualización 04 octubre 2015 17:19
Silvano Aureoles Conejo  dio detalle de la deuda de Michoacán. (Archivo/Cuartoscuro)

Silvano Aureoles, gobernador de  Michoacán. (Archivo/Cuartoscuro)

TUZANTLA.- El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, advirtió al crimen organizado que no va permitir que intervenga en la toma de determinaciones en las 113 presidencias municipales del estado, porque "aquí nunca más las autoridades serán sometidas por la delincuencia".

Y en este mismo sentido, Aureoles Conejo agregó que los presidentes municipales solamente le deben rendir cuentas y obedecer a la población que con su voto el pasado 7 de junio los llevó a su alta responsabilidad.

Tras señalar que los alcaldes michoacanos no le deben ni un ápice a los grupos delincuenciales, el gobernador remarcó que "no voy a permitir que el crimen pretendes amenazar, chantajear o presionar a los presidente municipales".

Aquí, en esta región de la Tierra Caliente flagelada por células criminales, Silvano Aureoles subrayó que no habrá impunidad y que los tiempos en los alcaldes eran asesinados, secuestrados o lesionados nunca más deben repetirse en la entidad.

Y en este mismo sentido, el gobernador de Michoacán remarcó que "no vamos a permitir en la entidad que autoridades legalmente constituidas trabajen a favor de los intereses del crimen organizado".

Ante autoridades de los tres órdenes de gobierno, el nuevo mandatario declaró que se va a acabar con la nociva practicaba de que los cárteles apoyaban a candidatos a presidentes municipales, para luego apoderarse de la policía local.

Más adelante, Silvano Aureoles dijo que "habrá cero tolerancia hacia la delincuencia en todo el estado ", al tiempo que enfatizó que no habrá marcha atrás en la búsqueda del restablecimiento del orden y la paz social en Michoacán.

En su primera gira de trabajo en el interior del estado, evocó que hace poco más de un año "Michoacán estaba en llamas y fuera de control, debido a que el crimen organizado había ganado terreno aquí".

Reconoció que el presidente Enrique Peña Nieto vino a la entidad en auxilio para recuperar la gobernabilidad, el orden y la seguridad en las regiones del estado, principalmente en la Tierra Caliente.

"Por eso, es momento de trabajar más para no perder lo que hemos ganado en los últimos meses con el apoyo de las fuerzas federales; pero en esta transición, en esta coyuntura, no permitiremos el avance de intereses perversos del crimen", concluyó.