Nacional

PGJ Michoacán establece diversas líneas de investigación en asesinato de sacerdote

José Martín Godoy dijo que el secuestro, el robo y la venganza del crimen organizado son las líneas de investigación que se siguen para esclarecer el asesinato del párroco; el arzobispo de Morelia reconoció la investigación de la dependencia. 
Anabel Clemente
26 septiembre 2016 9:31 Última actualización 26 septiembre 2016 14:17
El cuerpo sin vida del sacerdote José Alfredo López Guillén fue hallado sin vida la noche del sábado. (Quadratin / Archivo)

El cuerpo sin vida del sacerdote José Alfredo López Guillén fue hallado sin vida la noche del sábado. (Quadratin / Archivo)

MORELÍA.- El procurador de Justicia de Michoacán, José Martín Godoy Castro informó que el secuestro, el robo y la venganza del crimen organizado son las líneas de investigación que se siguen para esclarecer el asesinato del párroco de Janamuato, José Alfredo López Guillén.

Reveló que la dependencia busca para interrogar a tres individuos que se encontraban con el párroco horas antes de su muerte en el municipio de Puruándiro.

Precisó que el cuerpo tenía cuatro orificios de bala y confió en que se esclarecerá el asesinato del sacerdote, por lo que pidió la colaboración de la sociedad para dar con el paradero del o los agresores.



ARZOBISPO DE MORELIA RECONOCE TRABAJO DE PGJ MICHOACÁN

Tras encontrar el cuerpo del sacerdote, secuestrado el pasado lunes, el arzobispo de Morelia, Alberto Cardenal Suárez Inda, reconoció el trabajo de la Procuraduría de Justicia de Michoacán, pese a las distintas versiones que se han difundido sobre la desaparición del presbítero.

“Debo reconocer que la Procuraduría del Estado ha actuado con profesionalismo. Confiemos en que se dé seguimiento a la investigación. Hasta ahora lo que sabemos es que el padre fue asesinado pocas horas después de que lo secuestraran y su cuerpo fue abandonado a unos cuantos kilómetros, llevándose su automóvil así como una camioneta de la Parroquia y algunos otros objetos de valor”, dijo.

Explicó que “la difusión de algunas noticias e interpretaciones maliciosas” han hecho que el ánimo de los fieles de la comunidad sea de confusión.

Hizo referencia a un video en el que se señalaba que el sacerdote estuvo en un hotel con un menor de edad; sin embargo, el fiscal encargado de la investigación confirmó que se trata de un error, pues la esposa del hombre que aparece en el video dijo que era su marido y el menor su hijo, desmintiendo que fuera el sacerdote.

“No hemos de quedarnos en lamentaciones ni dejarnos invadir por la amargura.... La justicia humana sin misericordia podría llegar a convertirse en crueldad”, agregó el líder religioso.

Cabe recordar que el cuerpo del sacerdote fue localizado en un paraje del predio denominado "Las Guayabas", el cual se ubica en la carretera Puruándiro-Zináparo.

Con información de Arturo Estrada