Nacional

Arzobispo de Acapulco llama al diálogo ante violencia en Guerrero

Carlos Garfias pidió a las autoridades que investigan a fondo sobre los últimos acontecimientos de violencia, “puesto que la impunidad, la injusticia y la corrupción generan más violencia y debilitan la confianza en las instituciones”.
Anabel Clemente
07 diciembre 2016 10:38 Última actualización 07 diciembre 2016 10:39
Carlos Garfias Merlos

Carlos Garfias Merlos, líder de la diócesis de Acapulco. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante el repunte en homicidios, secuestros y desaparición de personas en las principales ciudades de Guerrero, el Arzobispo electo de Morelia, que aún funge como líder de la diócesis de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, hizo un llamado al diálogo para detener la violencia que azota a la región.

La entidad, donde la Policía Federal y los militares han asumido las funciones de seguridad ante la incapacidad de autoridades, ha registrado, desapariciones, levantados, homicidios, descubrimientos de fosas clandestinas, “hechos violentos que ensombrecen aún más el panorama ya sombrío en Guerrero y Acapulco”, señaló el arzobispo.

“Por este medio, me dirijo a las familias de las víctimas de la inseguridad y violencia mi palabra de cercanía y de consuelo. Les acompaño con mi oración y mi solidaridad ante el dolor que viven en estos momentos. Les aliento a no caer en la desesperanza ante estos hechos y a buscar por la vía de la legalidad, caminos de verdad y justicia”, expresó el prelado a través de un comunicado en la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Garfias Merlos pidió a las autoridades que se realicen investigaciones a fondo sobre los últimos acontecimientos de violencia, “puesto que la impunidad, la injusticia y la corrupción generan más violencia y debilitan la confianza en las instituciones del estado”.

Asimismo, hizo un llamado a quienes han optado por la violencia “y provocan sufrimiento y muerte, para que reencontremos los caminos de entendimiento que solucionen nuestras diferencias o conflictos”.

Aseguró que no se debe ceder a la violencia y la mejor forma es el diálogo: “hay que dar paso a la palabra, la escucha, el diálogo, la negociación, la razón, la inteligencia para la construcción de la paz”.