Nacional

AMLO se vuelve a enredar: uno de los depas no lo donó, lo vendió

De los $780 mil que cobró, se quedó la mitad y el resto lo repartió entre sus hijos. Ningún documento confirma que los $340 mil que recibió, los haya dado a sus hijos. En los anexos que difundió no hay evidencia de lo que pasó con el otro departamento.
Héctor Gutiérrez
12 octubre 2016 23:25 Última actualización 13 octubre 2016 5:0
Critica. En un video subido ayer en su Facebook, Andrés Manuel López Obrador afirmó que quienes promovieron la 3de3 formarán parte del Instituto Nacional Anticorrupción, que será “pura simulación, puro engaño porque este es un régimen cuya naturaleza es l

Critica. En un video subido ayer en su Facebook, Andrés Manuel López Obrador afirmó que quienes promovieron la 3de3 formarán parte del Instituto Nacional Anticorrupción, que será “pura simulación, puro engaño porque este es un régimen cuya naturaleza es la corrupción”. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- “Al WSJ: El departamento de Copilco no es mío, lo heredamos mi finada esposa y yo a mis hijos. No calumnien, sean éticos”.

Con esta frase, Andrés Manuel López Obrador, presidente nacional de Morena, respondió, el pasado 28 de septiembre, a la nota publicada por el diario norteamericano The Wall Street Journal, que aseguró que éste había ocultado dos departamentos en la colonia Copilco, en Coyoacán.

Sin embargo, de acuerdo con los anexos a su demanda, que fueron subidos a su página oficial de Internet, uno de estos inmuebles, el marcado con el 101 del Edificio 16 del Fraccionamiento Copilco 300, fue vendido en 2005 en 700 mil pesos y el dinero se repartió, la mitad para el propio López Obrador y, la otra mitad, entre sus tres hijos.

confusiones_amlo

Sobre el otro inmueble, en el número 57 de la calle Odontología, departamento 302, no existe, dentro de los anexos, ninguna evidencia de que haya sido vendido o donado a sus hijos. “Yo ya no tengo bienes, todo lo que tenía se lo cedí a mis hijos. Cuando falleció mi esposa Rocío se les entregó lo que les correspondía”, dijo en un video que subió a su muro de Facebook, el 10 de agosto pasado.

No obstante, López Obrador se enreda con el destino de ambos inmuebles, pues el 101 de Copilco 300 –especificado en documentos adjuntos en las 524 fojas de su demanda– no se lo cedió a sus tres hijos, sino que lo vendió en 700 mil pesos; se quedó con la mitad del dinero y la otra mitad la dividió entre sus hijos. A López Obrador, por ser copropietario de ese inmueble, le correspondió la cantidad de 340 mil pesos (ya que los 10 mil pesos restantes fueron pagados como gastos y costos del juicio que tuvo que iniciar para poder venderlo, pues entonces dos de sus hijos eran menores de edad y no podían celebrar una transacción de esa naturaleza).

Así, a cada uno de sus tres hijos le correspondió la cantidad de 112 mil 428 pesos (también restando gastos del juicio).

A Gonzalo Alfonso López Beltrán le fue depositado ese dinero en una cuenta bancaria (Banco Santander número de cuenta 40002505456) misma que permaneció “congelada” hasta que cumplió la mayoría de edad (página 330 de los anexos).

Sin embargo, no se aportó evidencia documental de que al otro hijo, Andrés Manuel López Beltrán, se le haya depositado la misma cantidad que a sus hermanos.

José Ramón, al momento de fallecer su madre, ya era mayor de edad, por tanto recibió en efectivo su parte de la herencia.

Tampoco hay soporte documental de que AMLO haya depositado a las cuentas de sus hijos la cantidad que a él le correspondió por la venta del departamento.

El 5 de abril de 2004 (página 317 de los anexos), el juez otorgó a Andrés Manuel López Obrador y a Gonzalo López Beltrán la facultad para vender el departamento 101, pero les ordenó exhibir el contrato del depósito bancario a favor de los dos menores de edad por la cantidad de 112 mil 428 pesos a cada uno.

Así, el 7 de febrero de 2005 (página 445 de los anexos) se oficializa la compra-venta del inmueble y se redacta un “testimonio de la escritura de aplicación de bienes por disolución de la sociedad conyugal que otorga al señor Andrés Manuel López Obrador, a favor de sí mismo, la protocolización parcial de inventario y de proyecto de partición de la sucesión intestamentaria de la señora Rocío Beltrán Medina…”.

Es decir, la mitad del dinero obtenido por la venta de ese inmueble se la quedó él –o al menos no existe dentro de las pruebas que presentó, algún soporte documental con el que se demuestre que ese dinero fue depositado a las cuentas bancarias de sus hijos– y la otra mitad fue dividida entre ellos.

Todas las notas NACIONAL
Asciende a 295 cifra de muertos por terremoto en México
No sólo es Frida, estos son los otros héroes caninos del sismo
En la fábrica de textiles, se recuperaron 25 cuerpos; hay dos sobrevivientes
Roma-Condesa: poca fiesta, mucha ayuda
Se acabó el tiempo en el Colegio Rébsamen, pero la búsqueda seguirá
Rescatistas detectan señales de vida en edificio colapsado de la Roma
Mensajes de WhatsApp ayudaron a salvar a una mujer bajo los escombros
Arranca en Chiapas y Oaxaca la reconstrucción de viviendas la próxima semana
Así despidieron padres a sus hijos fallecidos en el colegio Rébsamen
Rinde informe el gobernador de SLP
¿Quieres ayudar? Aquí están los centros de acopio
UNAM pide a gobiernos transparencia sobre el destino de acopio
¿Perdiste tu credencial para votar durante el sismo? Así puedes reponerla de inmediato
Ocho de los muertos por el sismo en la CDMX eran extranjeros
Pérdidas aseguradas sumarían hasta 2 mil mdd por sismo en México
Cae helicóptero oficial que transportaba víveres a Oaxaca
Otro héroe canino: Kublay, de la Policía Federal
Hallan dos cadáveres en laboratorio colapsado en la Roma
Rescatan a una persona con vida del multifamiliar de Tlalpan
PAN dispuesto a donar 50% de gastos de campaña para afectados por sismo
Fepade vigilará que no se condicione ayuda a damnificados por sismos
Edomex pide declaratoria de desastre para 12 municipios
Se duplica número de edificios dañados en Puebla tras sismo
Universidad Autónoma de Guerrero envía ayuda a zonas afectadas por sismo
Giro a giro, ciclistas llevan víveres por la Ciudad de México