Nacional

AMLO justifica propiedades con notas en una libreta

Andrés Manuel López Obrador, justificó la propiedad de dos departamentos en la Ciudad de México, que no acreditó en su declaración patrimonial, y aseguró que el inmueble de Copilco “no es suyo”.
Rivelino Rueda
29 septiembre 2016 0:59 Última actualización 29 septiembre 2016 5:0
AMLO

(Tomada de Facebook.com/lopezobrador)

El líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, justificó la propiedad de dos departamentos en la Ciudad de México, que no acreditó en su declaración patrimonial, y aseguró que el inmueble de Copilco “no es suyo”.

“Lo heredamos mi finada esposa y yo, a mis hijos. No calumnien, sean éticos”, lanzó el político tabasqueño con un cuaderno con apuntes en la mano y sin mostrar los documentos oficiales.

Sin embargo, señaló que el 30 de diciembre de 2005, en la escritura pública 22241 “cedo mi parte a mis hijos, de modo que ese departamento de Copilco no es mío”.

Expuso que el juicio testamentario que se inició en 2003 también está en el juzgado Décimo Primero de lo Familiar, en la Ciudad de México. “No tengo casa, no tengo cheques, no tengo dinero guardado en bancos en México, y mucho menos en el extranjero. No tengo tarjeta de crédito”, reiteró el excandidato presidencial en un video difundido en sus redes sociales.

Argumentó que en septiembre se intensificaron los ataques en su contra, y dijo que esto lo inició el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, quien “me criticó porque no tengo cuenta de cheques, vehículos o tarjeta”.

Antes, en entrevista con el periodista Joaquín López-Dóriga, el presidente de Morena dijo que analiza demandar al diario estadounidense porque “se trata de una calumnia”.

“Están calumniándome los del Wall Street Journal porque esto no es exclusivo del periodismo mexicano. En el hampa del periodismo, en el mundo, se aplica la máxima de que ‘cuando la calumnia no mancha, tizna”, sostuvo.

Acusó a la publicación neoyorquina de “no tener ética”.

Expuso que la demanda la presentaría siempre y cuando no le quite mucho tiempo, porque “estamos metidos de lleno en el proceso de transformar al país”.

Enfatizó que si no declaró el departamento de Copilco, donde vivió cuando fue jefe de Gobierno, se debió a que cuando muere su esposa inició un juicio testamentario en el cual “la mitad de bienes, que dicho sea de paso no son muchos o no eran muchos, estamos hablando de la casa de Tabasco y estos dos departamentos que cuando los adquirimos estaban juntos en el 2005, en escritura pública cedo mi parte a mis hijos”.