Nacional

Castañón alerta de riesgos para 2018 si cambia el modelo económico

El presidente del CCE adelantó que desde el sector empresarial se elaborará una agenda que presentarán a los candidatos a todos los cargos de elección, ya que los empresarios tienen la claridad en el modelo de país que quieren.
Redacción 
16 agosto 2017 22:57 Última actualización 17 agosto 2017 5:0
Juan Pablo Castañón. (Cuartoscuro / Archivo)

Juan Pablo Castañón. (Cuartoscuro / Archivo)

En 2018, se debe definir qué país del siglo XXI quieren los mexicanos, pues con un cambio radical como sería en el modelo económico, México tendría incertidumbre y desconfianza y se paralizaría el progreso.

Así lo advirtió el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, quien detalló que en los procesos electorales del próximo año se registrará una contienda para definir el modelo de país que tendrán los mexicanos.

En entrevista con el periodista Pablo Hiriart para adn 40, informó que desde el sector empresarial se elaborará una agenda que presentarán a los candidatos a todos los cargos de elección, desde los que busquen la Presidencia de la República hasta los que vayan por gubernaturas, así como los que contiendan por curules a nivel federal y local.

Aseguró que los empresarios tienen claridad en el modelo de país que quieren, por lo que eso es lo que deberán debatir entre todos los sectores en los próximos procesos electorales.

“Necesitamos discutir y poner en claro qué país del siglo XXI queremos tener, qué instituciones queremos construir y fortalecer, qué marco de libertades y respeto al derecho tenemos que tener, y qué fomento de economía de oportunidades (deseamos) para que las personas se desarrollen y tengan oportunidades y que con eso también combatamos las carencias que en México tenemos. ¿Qué país queremos seguir siendo? Si somos un país del siglo XIX o siglo XX o somos un país de vanguardia del siglo XXI, donde a través del trabajo y generación de valor de las personas podemos combatir la pobreza y la exclusión”, apuntó.

Al ser cuestionado sobre cómo le iría a México con un cambio radical en el modelo económico, como lo han planteado algunos personajes políticos, Castañón alertó que una situación así generaría incertidumbre para el país.

“Evidentemente tendríamos incertidumbre y desconfianza, y muchos de los países dejarían de ver en México una oportunidad para el desarrollo, pero sobre todo, nos paralizaríamos en el progreso, nos paralizaríamos en el desarrollo para muchos jóvenes que están esperando una oportunidad, y los espacios se abren en la libertad”, afirmó.

Dejó en claro que los mexicanos no necesitan de un Estado que controle la economía y que le resuelva la vida a la población, sino que genere las condiciones para el desarrollo del país.

“No podemos regresar a esquemas en donde el Estado controla la economía, necesitamos esquemas en donde el Estado promueva la economía, y la economía la hacemos los mexicanos, las personas, los jóvenes, los adultos, los que todos los días tenemos la oportunidad de trabajar y que queremos la oportunidad de trabajar. No queremos que nos resuelvan la vida, lo que queremos es que nos administren los bienes comunes adecuada y eficientemente y lo demás lo hacemos nosotros los mexicanos”, enfatizó.

Destacó que la vocación empresarial es generar valor y oportunidades, por lo que estimó que si ese mismo criterio lo aplican los políticos y todos los sectores, “podemos generar un mejor país”.

Respecto al tema de la corrupción en México, Castañón consideró que también se debe trabajar para generar confianza para los inversionistas, para lo cual se necesita generar un estado de derecho y hacer cumplir la ley, de modo que se asegure “un piso parejo” para todos los que quieran invertir.

“Si en México trabajamos en el respeto a la ley y en el respeto al otro, en el orden, si trabajamos con instituciones que nos hagan cumplir la ley y que también impongan sanciones y consecuencias a quien no la cumpla, generaremos cada vez mayor confianza en las instituciones y en el modelo mexicano de convivencia social, económica y legal, y eso significa hacer un esfuerzo en materia de corrupción e impartición de justicia desde la persecución, la impartición de justicia y sus consecuencias”, finalizó.