Nacional

ALDF pudo crear el mejor sistema anticorrupción del país: Coparmex

El presidente del organismo, Jesús Padilla Zenteno, reprochó a los diputados locales que no dieran una mayor discusión y apertura a la sociedad civil para discutir el sistema anticorrupción.
Felipe Rodea
13 julio 2017 11:38 Última actualización 13 julio 2017 11:38
Jesús Padilla Zenteno

Jesús Padilla Zenteno. (Archivo/Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.-  La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en la Ciudad de México consideró que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) perdió la oportunidad de crear el mejor sistema local anticorrupción del país.

“Suponiendo que el paquete de las leyes anticorrupción para la Ciudad de México no tengan vacíos legales, la realidad es que la oportunidad por generar el mejor sistema local anticorrupción del país, se diluyó”, dijo.

El presidente del organismo, Jesús Padilla Zenteno, reprochó a los diputados locales que no dieran una mayor discusión y apertura a la sociedad civil para discutir el sistema anticorrupción.

Criticó que la elección de los integrantes de ese organismo quede al albedrío del jefe de Gobierno y no de la sociedad civil, pues “ahora quedan en franca duda la forma y procedimientos a través del cual se elegirán la Comisión de Selección, el Comité de Participación Ciudadana, el o la fiscal anticorrupción, los magistrados de las salas superior y ordinarias especializadas”.

Padilla Zenteno consideró que “existen dos sistemas que se están confrontando entre sí: uno, el Sistema Nacional Anticorrupción, que busca abrirse paso en un contexto de pleno apoyo ciudadano, para hacernos saber que la corrupción debe ser erradicada; por el otro lado, el Sistema, ese ente intangible y de mala percepción por parte de la ciudadanía, que se siente amenazado e intimidado por perder sus privilegios y por seguir operando en la oscuridad de la impunidad”.

Mencionó que el combate a la corrupción no puede ser una moda pasajera, debe ser producto de una lucha cotidiana, del cansancio que tiene la sociedad y las organizaciones diversas que participan en ella y de la propia clase política, del desgaste que tenemos en nuestros propios actos cotidianos.

Por último dijo que para que no existan dudas de ilegalidad ni mucho menos de dados cargados en la creación de la Ley Anticorrupción y selección de los integrantes del órgano que la operará, la ALDF deberá ser muy abierta con los organismos de la sociedad civil que están muy pendientes del proceso y aceptar las opiniones que éstos sugieran.