Nacional

Admiten que un muro de costa a costa es imposible

John Kelly afirmó que la protección de la frontera se realizaría con una combinación de muros, aditamentos electrónicos, torres y cercas, que se construirán y colocarán de acuerdo con las necesidades. 
Anable Clemente 
05 abril 2017 22:46 Última actualización 06 abril 2017 5:0
John Kelly. (Reuters)

John Kelly. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- John Kelly, secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos, admitió ayer que construir un muro a lo largo de toda la frontera con México sería “muy improbable”, pues no se edificaría “donde no tenga sentido”.

Durante una comparecencia ante los miembros del Comité de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado, Kelly reconoció: “Es muy improbable que construyamos un muro desde la A a la Z de la frontera… No vamos a construir un muro donde no tenga sentido, pero haremos algo a través de la frontera suroeste”.

Afirmó que la protección de la frontera se realizaría con una combinación de muros, aditamentos electrónicos, torres y cercas, que se construirán y colocarán de acuerdo con las necesidades determinadas por los propios agentes fronterizos en el terreno.

La legisladora demócrata Claire McCaskill aseguró que en el Senado nadie está convencido de que el muro propuesto por Donald Trump se construya tal cual lo ha expuesto el mandatario; ante ello, Kelly reconoció que un muro de cemento a lo largo de los más de tres mil kilómetros de frontera con México, es irrealizable.

Kelly reconoció que aún no tiene detalles sobre el tamaño, el material, el alcance y el costo de la valla; sin embargo, aseguró que no sólo será un muro de concreto y que “no desperdiciaremos dinero”.

Por ello, especificó que cada sector fronterizo deberá hacer un informe de cuánto muro o valla necesita en sus respectivas zonas, al mismo tiempo admitió que existen lugares donde no será posible la división artificial entre Estados Unidos y México.

Reconoció estar consciente de los hábitats que peligran por un muro en el Parque Nacional Big Bend, y de la existencia de la autonomía de reservaciones indígenas, como los Tohono O’odham, en Arizona.

McCaskill calificó de “vergonzoso” el hecho de que Trump no admita que sus promesas de edificar un muro y de que México pagaría su construcción, no son factibles.