Mundo

Washington aprueba al primer fabricante de comida de mariguana

Db3, que comerciará bajo el nombre de Zoots, es la primera empresa en Seattle que puede cultivar mariguana y emplearla en la cocina comercial; sin embargo, no quedó claro cuándo llegarán sus productos a los puntos de venta.
Reuters
10 julio 2014 11:33 Última actualización 10 julio 2014 11:44
   [Los bancos enfrentaban el riesgo de ser vinculados al narcotráfico por el manejo de dinero procedente de la venta de marihuana/Reuters/Archivo] 

[Los bancos enfrentaban el riesgo de ser vinculados al narcotráfico por el manejo de dinero procedente de la venta de marihuana/Reuters/Archivo]

SEATTLE.- Una compañía de Seattle que produce infusiones de mariguana y dulces se convirtió en la primera empresa en Washington en recibir la aprobación para comercializar productos comestibles de marihuana en las nuevas tiendas del estado, informaron autoridades.

Db3 Inc, que comerciará bajo la marca Zoots, recibió la licencia, lo que significa que puede comenzar el cultivo de mariguana y usarla para hacer comestibles en una cocina comercial aprobada.

Las autoridades estatales dijeron que otras dos empresas se adjudicaron licencias de procesamiento, pero que aún no se han aprobado las cocinas.


"Este es un día histórico, no sólo para Db3 como compañía, sino también para los consumidores que se enfrentan a una escasez potencial de productos comestibles en las tiendas", dijo el presidente de la empresa, Michael Devlin, en un comunicado.

No quedó claro inmediatamente cuándo podrían llegar los comestibles de mariguana a los estantes. La Junta de Control de Bebidas Alcohólicas, que regula el sector de la marihuana en ciernes, debe considerar una propuesta la próxima semana sobre las normas de envasado y etiquetado de los comestibles.

Las primeras tiendas de mariguana recreativa del estado abrieron el martes, por lo que Washington se convierte en el segundo estado, tras Colorado, en permitir tales ventas.

El mes pasado, el gobernador Jay Inslee dijo que el estado requiere envases a prueba de niños para los productos de mariguana y prohibir imágenes y productos que podrían atraer a los menores.

Los nuevos comestibles también deberán pasar pruebas de potencia para garantizar que los derivados de la mariguana estén repartidos de manera uniforme en todo el producto.

"Hemos escuchado historias desde Colorado, sobre que los comestibles pueden resultar muy fuertes para personas que no están acostumbradas a probarlos", dijo el portavoz de la Junta de Control, Brian Smith.

"La junta quería asegurarse de que los consumidores sabían lo que estaban haciendo y cuánto ingerir", añadió.