Mundo

Nueva Constitución venezolana se votará el 30 de julio: CNE

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, declaró a medios televisivos que propondrá elecciones para el 30 de julio para reescribir la nueva Constitución de Venezuela.
Reuters
04 junio 2017 11:49 Última actualización 04 junio 2017 13:4
venezuela

Venezuela

Las elecciones de una controversial Asamblea Nacional Constituyente que reescribirá la Carta Magna de Venezuela será propuesta para el 30 de julio, dijo el domingo la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE).

El presidente Nicolás Maduro convocó a la Asamblea Nacional Constituyente con el aval del organismo electoral en un intento por calmar la agitación política, en medio de una ola protestas que se ha prolongado por dos meses, período en el que han muerto al menos 65 personas.

La propuesta ha sido rechazada por la oposición y la Fiscalía, que cuestionan que el proceso constituyente no haya sido sometido a un referendo consultivo.

"Vamos a proponer al CNE para su debida aprobación (...) esta fecha (...) el 30 de julio", dijo la presidenta del organismo, Tibisay Lucena, en una declaración por el canal estatal de televisión.

"Estamos sorprendidos de la cantidad de inscripciones que tuvimos en estos días", agregó, en relación a los candidatos.

El líder opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles criticó la agilidad del CNE en relación al proceso constituyente.

"Cuando no hay vergüenza! Ahora sí aparece, corre para el fraude! Tibisay Lucena, la gran corresponsable de los muertos y heridos!", escribió Capriles en su cuenta en la red social Twitter.

La Fiscal Luisa Ortega ha criticado la iniciativa de Maduro de realizar una Asamblea Nacional Constituyente, debido a que considera que no solucionaría la grave crisis del país petrolero.

El Ministerio Público informó el domingo que inició una investigación sobre la muerte de Orlando José Figuera, de 22 años, quien falleció después de pasar días hospitalizado tras ser golpeado, herido con arma blanca y quemado durante una manifestación el 20 de mayo en el este de Caracas.

Sobre el caso, Maduro pidió el domingo "justicia" y el "cese a la violencia".

"¡Basta ya!, ¡por el amor de Dios! ¿Hasta dónde van a llegar?", expresó el mandatario venezolano en su programa dominical.

La oposición acusa a Maduro de haberse convertido en un dictador que usa su influencia sobre las instituciones del Estado para mantenerse en el poder, mientras el mandatario alega que sus enemigos políticos agitan las calles y buscan apoyo internacional para derrocarlo.

Aunque la mayoría de las protestas se han desarrollado pacíficamente, a menudo las concentraciones escalan en violencia, con disturbios, saqueos y choques entre las fuerzas de la seguridad y los manifestantes.