Mundo

Viven argentinos con tranquilidad jornada previa a elecciones

En la víspera de las elecciones presidenciales argentinas a realizarse el día de mañana, la población argentina se mantiene en un clima de tranquilidad e incluso indiferencia. 
Notimex
21 noviembre 2015 14:54 Última actualización 21 noviembre 2015 14:54
Etiquetas
Argentina

Los más recientes sondeos mostraron que Macri es el gran favorito para ganar los comicios. (Reuters)

Los argentinos viven hoy una jornada tranquila, en la víspera de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en las que se elegirá al sucesor de la mandataria Cristina Fernández.

En algunas calles del centro de Buenos Aires aún se exhibe propaganda electoral, en su mayoría del abanderado oficialista Daniel Scioli, quien disputará la presidencia de Argentina este domingo ante el opositor Mauricio Macri.

Los más recientes sondeos mostraron que Macri es el gran favorito para ganar los comicios, con una ventaja de entre ocho y 10 puntos porcentuales respecto a Scioli, aunque un 10 por ciento del padrón electoral estaría compuesto por indecisos.

Según las mismas fuentes, el voto a favor de Macri, de la alianza Cambiemos, se concentra en los centros urbanos, mientras que los sufragios de Scioli, del Frente para la Victoria, se encuentran en las zonas más postergadas.

En el centro de la capital argentina, algunos transeúntes se muestran indiferentes ante la jornada electoral de mañana domingo, donde poco más de 32 millones de personas tendrán en sus manos decidir el futuro de este país sudamericano.

Gabriela Farrán camina por la popular Avenida 9 de julio, una de las más anchas del mundo, y dice que “la verdad es que no me interesa mucho lo que pase mañana (domingo), no creo que podamos cambiar el fondo del sistema, todo seguirá igual”.

“No importa quien gane, todo seguirá igual, seguirá habiendo gente muy rica que se seguirá enriqueciendo y seguirá habiendo millones de pobres que seguirán siendo pobres, nadie ofrece un cambio radical a lo que hay ahora”, apuntó la joven.

Guillermo Peña dice llevar “toda una vida” manejando un taxi por las “callecitas” de Buenos Aires, las mismas que inmortalizó el músico Astor Piazzolla y el poeta uruguayo-argentino Horacio Ferrer en el tango “Balada para un loco”.

Y llevar “toda una vida” sentado tras un volante, asegura, le permite tener un “termómetro político” para este domingo. “Acá se me suben decenas de personas cada día y a todas les pregunto quién ganará el domingo”, apuntó.

“La mayoría dice que ganará Macri, pero no porque sea el mejor, sino porque quieren un cambio, quieren un respiro tras los 12 años del kirchnerismo, quieren que entre aire por la ventana, por la puerta, y se oxigene la casa (...) ¿me entendés?”, señala Peña con un acento inconfundiblemente porteño.

En varias calles de la capital argentina aún es posible ver propaganda electoral, la de Scioli compuesta por pequeños afiches pegados de forma artesanal en algunos muros y la de Macri como gigantografías en lugares destinados a la publicidad, como se aprecia en la calle Corrientes.

A horas de la elección presidencial, que inicia a las 08:00 horas locales (11:00 GMT), la suerte de los candidatos ya está echada y sólo queda esperar la votación, el cierre de las casillas y el primer cómputo oficial, que debería estar alrededor de las 22:30 horas locales (01:30 GMT del lunes).

Este lunes, Argentina amanecerá con un presidente electo, quien asumirá el poder el 10 de diciembre próximo, por cuatro años, con el objetivo de continuar con la senda del kirchnerismo o renovar por completo la línea de gobierno de los últimos 12 años.