Mundo

Unión Europea, hipócrita en tema de inmigrantes:
presidente de Turquía

Tayyip Erdogan dijo que europeos necesitan mirar a su propio historial con los inmigrantes antes de decirle a Turquía lo que tiene que hacer, y agregó que Ankara sólo escucharía las críticas de la Unión Europea sobre los derechos cuando sean correctas.
Reuters
18 marzo 2016 7:52 Última actualización 18 marzo 2016 7:52
Tayyip Erdogan

(Reuters)

BRUSELAS.- El presidente turco, Tayyip Erdogan, acusó a la Unión Europea de actuar de forma hipócrita en torno a los inmigrantes, los derechos humanos y el terrorismo, mientras su primer ministro negociaba en Bruselas un acuerdo para contener la llegada de refugiados a Europa.

Erdogan dijo que Europa está "bailando en un campo minado" al apoyar directa o indirectamente a grupos terrorista, en reacción a las exigencias de la Unión Europea de que Turquía modifique sus leyes para ofrecer mayor protección a los inmigrantes y ante críticas por sus medidas contra la libertad de prensa y los opositores locales.

Los europeos necesitan mirar a su propio historial con los inmigrantes antes de decirle a Turquía lo que tiene que hacer, dijo, y agregó que Ankara sólo escucharía las críticas de la Unión Europea sobre los derechos cuando sean correctas.

"En un momento en que Turquía alberga a tres millones de personas, quienes no pueden encontrar espacio para un grupo de refugiados y que mantienen a estos inocentes en condiciones vergonzosas en Europa primero deben mirar hacia ellos mismos", dijo Erdogan en un discurso transmitido por televisión.

Su tono combativo contrastó con los comentarios optimistas del primer ministro Ahmet Davutoglu, que llegó a Bruselas para dialogar con funcionarios europeos sobre una serie de concesiones financieras y políticas que acordaron el jueves a cambio de la disposición de Turquía de readmitir a los inmigrantes ilegales que cruzan hacia Europa.

Las condiciones de la Unión Europea no cumplieron con las exigencias de Turquía sobre mayor capital, viajes más rápidos sin visado para los turcos en Europa y una aceleración de las estancadas conversaciones sobre la adhesión de Ankara a la Unión Europea.

Luego de que más de un millón de personas escaparan el año pasado de la guerra y la pobreza en Oriente Medio y otras regiones en dirección a Europa, la UE está desesperada por contener el flujo de refugiados, pero enfrenta objeciones legales para ordenar el retorno de los migrantes a Turquía.

Los líderes europeos insisten en que Ankara debe legislar para extender los estándares internacionales de protección a inmigrantes no sirios, una condición para que Grecia pueda devolver legalmente a las personas que buscan asilo.