Mundo

Unión Europea acuerda sanciones económicas contra Rusia

Las sanciones son para la industria energética, de defensa, bienes de uso militar y civil y tecnologías sensibles; el desafío es que las tengan “un fuerte impacto sobre la economía de Rusia y mantener un efecto moderado” sobre la economía de los 28 países integrantes de la Unión Europea.
Reuters
29 julio 2014 11:32 Última actualización 29 julio 2014 11:51
banderas

(Bloomberg)

BRUSELAS.Los gobiernos de la Unión Europea alcanzaron un acuerdo para imponer sanciones económicas contra Rusia, dirigidos hacia su industria energética, de defensa, bienes de uso militar y civil y tecnologías sensibles, dijeron diplomáticos.

Las sanciones serán revisadas después de tres meses, indicó un diplomático y con ello buscan obligar al presidente Vladimir Putin a desactivar la crisis en Ucrania.

Después de meses de dudas por parte de la UE, el derribo de un vuelo civil sobre Ucrania este mes, en el que murieron las 298 personas que iban a bordo, ha fortalecido la decisión del bloque de actuar y aceptar la responsabilidad de cualquier posible medida económica contra Rusia.

Previamente, Washington y Bruselas han impuesto sanciones sobre individuos específicos por las acciones de Moscú sobre Ucrania, pero la UE en particular había evitado medidas diseñadas para dañar sectores vitales de la economía rusa.

La UE tiene una relación comercial más de 10 veces mayor con Rusia que Estados Unidos, y depende en particular del gas natural ruso para su industria y para abastecer sus ciudades.

Algunos de los 28 estados miembros del bloque están nerviosos sobre el riesgo para sus propias economías, y los líderes de la UE están buscando un equilibrio entre infligir daño a Rusia e impedir que las frágiles naciones de la UE vuelvan a caer en la recesión.

Algunos diplomáticos advirtieron que las conversaciones podrían no llegar a un acuerdo final, mientras que otros dijeron que las mismas posiblemente durarían muchas horas.

En una carta a los líderes de la UE la semana pasada, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, dijo que el paquete propuesto de sanciones "debería tener un fuerte impacto sobre la economía de Rusia y mantener un efecto moderado sobre las economías de la UE".