Mundo

Últimos sobrevivientes recuerdan Auschwitz

Ubicado en el sur de Polonia, el campo se ha convertido probablemente en el símbolo más conmovedor de un Holocausto; líderes rindieron homenaje a los 1.5 millones de judíos que ahí perdieron la vida,  junto a los 300 sobrevivientes. 
Reuters
27 enero 2015 9:22 Última actualización 27 enero 2015 9:25
Auschwitz

Auschwitz, al sur de Polonia, es el símbolo más conmovedor del Holocausto. (Reuters)

OSWIECIM. Unos 300 sobrevivientes de Auschwitz se reunieron para recordar los 70 años de la liberación del campo de exterminio por tropas soviéticas y varios líderes mundiales se sumaron a la conmemoración, realizada en medio de sangrientas hostilidades en Ucrania y advertencias de un resurgimiento del antisemitismo en Europa.

Este aniversario sería el último al que acudan muchos de los sobrevivientes de Auschwitz, ya que los más jóvenes superan los 70 años. En los actos de 2005 participaron unas mil 500 personas.

Ubicado en el sur de Polonia, el campo se ha convertido probablemente en el símbolo más conmovedor de un Holocausto en el que perdieron la vida seis millones de judíos en toda Europa durante la Segunda Guerra Mundial.

En Auschwitz los nazis mataron a alrededor de 1.5 millones de personas, en su mayoría judíos europeos antes de que el Ejército Rojo entrara por sus puertas, en el invierno boreal de 1945.

Ahí estuvieron presentes los presidentes de Polonia, Alemania, Francia y Ucrania, entre cientos de dignatarios.

Pero la ausencia más destacada fue la del presidente ruso Vladimir Putin, cuya intervención militar en Ucrania llevó a las relaciones entre Moscú y Occidente a su punto más bajo desde la Guerra Fría.

Polonia es uno de los críticos más vehementes de la anexión de Crimea por parte de Rusia y su apoyo a los separatistas en el este de Ucrania.

Cauteloso de las consecuencias políticas domésticas, Polonia no envió una invitación diplomática completa a Putin, dijeron fuentes a Reuters. En lugar del líder ruso asistirá su jefe de gabinete, Sergei Ivanov.

La OTAN dijo que Rusia ha enviado soldados y armamento para ayudar a los separatistas, acciones que Putin niega.

Pero Moscú se arriesga a nuevas sanciones cuando los ministros de Relaciones de la Unión Europea se reúnan el jueves para tratar el tema.