Mundo

Trump se hunde: las encuestas lo ponen cada vez más lejos de Hillary

Encuestas difundidas este jueves ponen al aspirante republicano al menos a 5 puntos de Clinton de cara a la elección de noviembre, y aunque aún es temprano para los sondeos, los problemas empiezan a aflorar en la campaña del magnate.
Bloomberg
04 agosto 2016 21:41 Última actualización 04 agosto 2016 21:41
Donald Trump. (Bloomberg)

Donald Trump. (Bloomberg)

Una nueva serie de encuestas publicadas este jueves ubican a Donald Trump, quien se vio envuelto en una disputa pública con los padres de un soldado estadounidense y musulmán fallecido, perdiendo terreno frente a Hillary Clinton en la carrera por la Casa Blanca.

"Ha habido claramente un movimiento significativo hacia Clinton en la última semana", dijo Ken Goldstein, profesor de política en la Universidad de San Francisco y analista de encuestas de Bloomberg.

"Parte de ella es un rebote después de la convención de Clinton, pero más que eso, parece que hay una deflación o implosión de Trump".

Un nuevo sondeo en Pennsylvania, estado que es visto por los estrategas de Trump como un referente, ubica al republicano 11 puntos por detrás de Hillary, quien encabeza las preferencias con 49 por ciento de los posibles votantes encuestados por Franklin & Marshall College.

Este estado, rico en voto electoral, que en 2012 el candidato republicano Mitt Romney perdió por sólo 5 puntos, podría decirse que es un campo de batalla que hay que ganar para Trump debido a la demografía, cuya integración es especialmente adecuada para su campaña: es un 20 por ciento más blanco que EU en su conjunto, y tiene una gran base de la clase trabajadora que se está recuperando de la pérdida de empleos en la manufactura y es empática con los puntos de vista anti-tratados comerciales de Trump.

La encuesta encontró que la ventaja de Trump entre los hombres y los votantes blancos sin un título universitario se atenúan por un déficit mayor entre las mujeres blancas y graduadas de la universidad. Y él está abajo por 69 puntos entre los votantes no blancos, según el sondeo.

"Teniendo en cuenta el hecho de que su ataque contra los hispanos ha hecho que sea mucho más difícil de ganar muchos de los otros estados indecisos, como Colorado, Nevada y Florida- entonces Pennsylvania se vuelve cada vez más crítica para Trump para conseguir los 270 votos electorales ", dijo Whit Ayres, un encuestador republicano.

"Es el tipo de lugar que normalmente se podría pensar que sería terreno fértil para Trump", agregó, antes de sostener que "absolutamente no ha pasado nada" para sugerir que Trump puede ser el primer republicano desde 1988 para pintar Pennsylvania de rojo.

Otras encuestas de los votantes probables también están dando señales de problemas para el republicano.

En Michigan, otro estado de tendencia demócrata que Trump está tratando de poner en juego, indica que él se halla a 9 puntos de Clinton (41 por ciento frente a 32 por ciento) en una encuesta de Detroit News y WDIV-TV.

En Florida, un estado rico y estrechamente dividido electoralmente, Trump persigue a Clinton por seis puntos (48 por ciento a 42 por ciento), según un sondeo de la Universidad de Suffolk.

En New Hampshire, un estado 'púrpura' y es el sitio de la primera gran victoria de Trump en la primaria republicana, ubica al magnate abajo por la friolera de 15 puntos (47 por ciento a 32 por ciento) en contra de Clinton, según un sondeo de WBUR.

A nivel nacional, el panorama no es mucho mejor.

Un sondeo nacional de McClatchy / Marista colocó a Trump por debajo de Clinton 15 puntos entre los votantes registrados (frente a su déficit de tres puntos el mes pasado), una brecha mayor que cualquiera de las que tuvo el ex candidato republicano Mitt Romney en 2012, en los sondeos registrados por RealClearPolitics, que sigue de cerca las encuestas para las elecciones presidenciales.

En ese contexto, ésta fue la reacción de Frank Luntz, encuestador republicano:

"Él tiene que revisar su estrategia en las elecciones generales si quiere tener alguna esperanza de ganar en 95 días."

Luntz señaló que Trump "perdió sus grandes ventajas con los votantes independientes" en las encuestas anteriores.

Un sondeo nacional de NBC / Wall Street Journal colocó a Trump a 9 puntos de Clinton (frente a los cinco puntos el mes pasado).

Ayres advirtió que las encuestas en esta coyuntura todavía pueden ser imprecisas.

"La regla general es que se espere un par de semanas después de que ambas convenciones terminen. Al levantar encuestas antes de ese periodo, se tiene que asumir son particularmente proféticas", dijo.

"A mediados de agosto, vamos a empezar a tener una idea de dónde se encuentra la carrera después de que 'el polvo se asiente' tras la convención demócrata y la convención Trump".

Goldstein dijo que las encuestas promedio son las más instructivas, pero que una constante ventaja de Clinton de 7 u 8 puntos podría perjudicar a los republicanos de cara al final de la votación.

"Quince puntos es más que lo que Ronald Reagan obtuvo en sus victorias aplastantes", dijo. "Si estás en un mundo en el que es más de 10, entonces éste es un derrumbe de proporciones históricas".