Mundo

Trump emitirá nueva medida migratoria la próxima semana

El presidente de Estados Unidos aseguró que la nueva orden ejecutiva en materia de migración buscará evitar la entrada al país de posibles terroristas.
Bloomberg
16 febrero 2017 14:34 Última actualización 16 febrero 2017 17:54
aeropuerto

(Bloomberg)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que firmará una nueva orden ejecutiva relacionada con la inmigración que estará “hecha a medida” para satisfacer las objeciones de un tribunal federal de apelaciones que bloqueó su veto temporal sobre los viajes desde siete naciones predominantemente musulmanas.

Esta nueva orden será emitida la próxima semana. El presidente dijo que aún cumplirá con el objetivo de evitar que posibles terroristas entren en Estados Unidos, que afirmó que es lo que intentaba lograr con la orden.

“La nueva orden estará sumamente hecha a la medida de lo que considero una decisión muy, muy mala”, dijo Trump el jueves en una conferencia de prensa en la Casa Blanca. “Podemos adaptar la orden a la sentencia para obtener lo mismo”.

El jueves, el Departamento de Justicia de Trump comunicó al tribunal de apelaciones de San Francisco que bloqueó la aplicación de la orden original que ya no es necesaria una nueva audiencia sobre el asunto puesto que se está elaborando una orden sustituta.

Es casi seguro que la nueva orden desatará una nueva oleada de recusaciones legales en torno a un tema que ha acaparado la atención de Estados Unidos y provocado el caos en todo el mundo durante las dos semanas pasadas.



LANZAMIENTO 'PERFECTO'

Trump insistió en que “el lanzamiento fue perfecto” con su orden ejecutiva del 27 de enero, a pesar de que hubo confusión y caos en aeropuertos y en cruces fronterizos mientras cientos de inmigrantes y viajeros, incluyendo a cuando menos un traductor que trabajaba con el ejército estadounidense en Irak, eran detenidos o demorados en su entrada al país.

A alrededor de 60 mil personas se les revocó provisionalmente la visa. John Kelly, secretario de Seguridad Nacional, dijo a un panel del Congreso que la implementación debió posponerse hasta que se resolvieran los detalles.

Trump se reunió el martes con Kelly y con el fiscal general, Jeff Sessions, para revisar las opciones de una orden ejecutiva modificada.

La orden original prohibía el acceso de refugiados sirios a Estados Unidos indefinidamente, y bloqueaba por 120 días a todos los refugiados que huían de sus países bajo el argumento de ser perseguidos o temer a la violencia.

Tampoco podía entrar a Estados Unidos durante 90 días ningún ciudadano de Irán, Iraq, Libia, Somalia, Sudán, Siria o Yemen. Una recusación exitosa presentada por los estados de Washington y Minnesota bloqueó su puesta en marcha.

La cuestión para los demandantes y los tribunales después de que se emita una nueva orden es si ésta invalida los litigios existentes. Algunos expertos sostienen que la intención del gobierno de prohibir la entrada de musulmanes es demasiado obvia como para ser ignorada por los tribunales.

La Casa Blanca no proporcionó detalles sobre lo que será cambiado en la orden. Trump culpó al Tribunal del Noveno Circuito, diciendo que es un “caos”.

Trump también dijo el jueves que no sabe qué hacer con la gente que fue llevada a Estados Unidos ilegalmente siendo niños. Un programa iniciado por el presidente Barack Obama conocido por el acrónimo DACA (Deferred Action on Childhood Arrivals) otorga permisos de trabajo a esas personas, y Trump ha insinuado anteriormente que está considerando conservarlo.