Trump cancela reunión con líder norcoreano Kim y dice que es un 'revés para el mundo'
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Trump cancela reunión con líder norcoreano Kim y dice que es un 'revés para el mundo'

COMPARTIR

···

Trump cancela reunión con líder norcoreano Kim y dice que es un 'revés para el mundo'

El presidente estadounidense dijo que no se reunirá con el mandatario norcoreano el 12 de junio por 'hostilidades y tremenda ira'.

24/05/2018
Actualización 24/05/2018 - 11:10
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, canceló este jueves la reunión que sostendría el 12 de junio en Singapur con el mandatario de Corea del Norte, Kim Jong-un.

El mandatario estadounidense dijo en conferencia de prensa que "esto es un tremendo revés para Corea del norte y, de hecho, un revés para el mundo".

Trump, además, lanzó amenazas al régimen norcoreano, señalando que están más preparados que nunca para neutralizar cualquier amenaza, y espera que Kim "haga lo correcto para su pueblo".

"(Se) mantendrá la campaña de máxima presión sobre Corea del Norte".

Más temprano, en una carta difundida por la Casa Blanca en la que informó que canceló el encuentro, explicó que se debió a la "tremenda ira y abierta hostilidad" en declaraciones recientes y mencionó que espera reunirse con Kim "algún día".

"Tenía muchos deseos de reunirme contigo", afirmó. "Es una oportunidad perdida y un momento verdaderamente triste en la historia".

Trump mencionó que si Kim cambia de opinión respecto a su actitud, puede escribirle o llamarle.

Con la cumbre cancelada, los siguientes pasos no están claros.

Trump dijo anteriormente que si la reunión del 12 de junio llegara a fracasar, Estados Unidos continuaría ejerciendo una presión económica máxima sobre Kim y su régimen.

La muy anticipada cumbre fue lanzada por la Casa Blanca como una oportunidad para evitar un conflicto militar con Corea del Norte y mostrar la capacidad de Trump para avanzar donde sus antecesores habían tenido problemas.

Pero finalmente Trump se encontró con el mismo dilema diplomático que ha desconcertado a los presidentes estadounidenses durante los últimos 25 años: la incapacidad de persuadir a un régimen obstinado para que abandone un programa nuclear que considera clave para su supervivencia.

Trump acordó reunirse con Kim después que los dos líderes pasaron la mayor parte de 2017 intercambiando críticas cada vez más hostiles y belicosas. Seúl dirigió el esfuerzo de distensión con Pyongyang que llevó a los dos países a competir juntos en los Juegos Olímpicos de Invierno.

Con información de Bloomberg.