Mundo

Mueren 14 en ataque armado en California

El tiroteo ocurrió en una clínica para personas con discapacidades de desarrollo mental en San Bernardino, al sur de California, y según los reportes de la policía y bomberos habría 20 personas heridas. 
Agencias
02 diciembre 2015 13:56 Última actualización 03 diciembre 2015 5:0
Más de una decena de personas fueron heridas. (Reuters)

Bomberos y paraméridos acudieron al lugar de los ataques para apoyar a los heridos. (Reuters)

LOS ÁNGELES.- Al menos 14 personas murieron y 17 más resultaron heridas durante dos tiroteos en el condado de San Bernardino, en el sur de California, calificados por el presidente Barack Obama como un patrón de ataques que no se registra en ninguna otra parte del mundo.

“Hay un patrón de tiroteos masivos en Estados Unidos que no tiene paralelo en ningún lugar del mundo; tenemos que seguir una serie de pasos para reducir la frecuencia de estos incidentes”, dijo el mandatario, quien reiteró su llamado al Congreso para legislar y restringir el acceso a las armas de fuego en el país.

“Deberíamos unirnos y actuar de forma bipartidista para hacer que esto sea algo raro y no algo normal. Nunca deberíamos pensar que ataques como este están dentro de lo ordinario”, agregó.

Consideró además que es muy pronto para saber los motivos que llevaron a estas personas a realizar los tiroteos, aunque el director asistente del FBI en Los Angeles, David Bowdich, no descartó una acción terrorista.

El primer ataque ocurrió en las oficinas de una organización dedicada a atender a personas con discapacidad, donde encontraron un paquete sospechoso, y veinte minutos después los tres atacantes dipararon contra el hospital estatal Patton.

EL SEXTO PEOR

Jarrod Burguan, jefe del Departamento de Policía de San Bernardino, confirmó en conferencia de prensa que hay 14 muertos y 17 heridos.

Los atacantes, quienes vestían ropa militar y portaban armas automáticas y semiautomáticas, huyeron en una camioneta en la que se encontraron explosivos. Dos de los responsables, una mujer y un hombre, murieron abatidos por la policía que tras un intenso operativo de búsqueda detuvo al tercer agresor, quien se atrincheró en una casa.

El gobernador de California, Jerry Brown, prometió castigo para los responsables, tras lamentar la muerte de inocentes.

El ataque, el sexto peor en la historia de Estados Unidos, ocurrió a menos de una semana de que un hombre disparara con un rifle contra una clínica de Planned Parenthood en Colorado, provocando tres muertos y nueve heridos.

El gobierno de mexico informó que hasta el momento no se tiene registro de connacionales entre los muertos o heridos, pero subrayó que el consulado en San Bernardino se mantiene al tanto.