Mundo

New York Times denuncia veto a periodistas en la Casa Blanca

Según una nota publicada por The New York Times, a sus periodistas, así como de CNN y Politico, se les impidió ingresar a una conferencia del portavoz del Gobierno, Sean Spicer.
Redacción
24 febrero 2017 14:21 Última actualización 24 febrero 2017 15:34
Spicer

Spicer (Reuters)

El diario The New York Times acusó que periodistas de ese medio, además de CNN y Politico, fueron impedidos de entrar a una conferencia de prensa convocada por el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer.

Según una nota publicada por The New York Times, los asesores del portavoz decidieron en "una inusual situación de la relación entre la Casa Blanca y los periodistas" sólo permitir la entrada a un selecto grupo de reporteros, de medios como The Washignton Times y Breitbart News, entre otros.

Además, reporteros de Time y The Associated Press, decidieron no entrar a la conferencia en solidaridad con sus colegas. 

"Nada como esto ha sucedido alguna vez en la Casa Blanca en nuestra larga historia de cubrir múltiples administraciones", dijo Dean Baquet, el editor ejecutivo de The Times, un comunicado.

"Protestamos enérgicamente la exclusión de The New York Times y las otras organizaciones de noticias. El acceso a los medios libres para un gobierno transparente es obviamente de interés nacional", agregó.

La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca aseguró que "protestó de forma enérgica" a la decisión de la administración Trump.

"La junta discutirá este asunto con funcionarios de la Casa Blanca", aseguró su presidente, Jeff Mason.

Spicer defendió su decisión durante el encuentro con la prensa, alegando que la Casa Blanca ha demostrado "mucha accesibilidad".

"De hecho, hemos ido más allá, haciendo que nuestros equipos y nuestra sala de prensa sean más accesibles de lo que posiblemente han sido con otra administración", señaló.

Los gobiernos republicanos y demócratas suelen convocar reuniones con grupos de periodistas previamente seleccionados, pero este encuentro fue anunciado como la rueda de prensa diaria habitual, por lo que debía estar abierta a todos los reporteros acreditados.

La medida se dio tras un discurso del presidente Donald Trump en el que reprochó a la prensa por utilizar fuentes anónimas en sus notas informativas. 

Con información de AFP