Mundo

Cruz y Kasich se alían para frenar a Trump hacia la Casa Blanca 

El senador Ted Cruz y el gobernador de Ohio, John Kasich, acordaron un plan estratégico para buscar que el cubanoamericano triunfe en la recta final del proceso interno.
Notimex
25 abril 2016 8:17 Última actualización 26 abril 2016 5:0
Donald Trump

(Reuters)

WASHINGTON.- Con el objetivo de impedir el triunfo de Donald Trump en la carrera por la nominación presidencial republicana, el senador Ted Cruz y el gobernador de Ohio, John Kasich, forjaron una sorpresiva alianza en la recta final del proceso interno.

Las campañas de Cruz y Kasich acordaron un plan estratégico para buscar que el senador cubanoamericano triunfe en las elecciones internas del estado de Indiana, al tiempo que se allanaría el camino para la victoria del gobernador de Ohio en Oregon y Nuevo México.

Para apuntalar la estrategia, las dos campañas serán apoyadas por sus respectivos Comité de Acción Política (PAC) que mantienen intensas campañas mediáticas para vencer a Trump.

La inesperada alianza política contra el puntero por la nominación republicana fue de inmediato denunciada por el millonario estadounidense y minimizada por su equipo de campaña.

“!Wow! Se acaba de anunciar que Ted El Mentiroso y Kasich se van a coludir para evitar que gane la nominación republicana. ¡Desesperados!”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

El copresidente de la campaña de Trump, Sam Clavis, descartó al posibilidad de éxito de la estrategia de Cruz y Kasich bajo el argumento de que el magnate inmobiliario lleva el impulso después de su triunfo abrumador en el estado de Nueva York.

La alianza fue anunciada en comunicados separados en vísperas de las elecciones en Pensilvania, Maryland, Connecticut, Rhode Island y Delaware, con la demócrata Hillary Clinton y Trump como favoritos para llevarse la mayoría de los delegados en disputa.

Clinton y Trump acumulan mil 446 y 844 delegados respectivamente, por lo que una victoria podría acercarlos al número reglamentario de dos mil 383 y mil 237 delegados respectivamente para lograr la nominación.

Con 210 delegados demócratas y 71 republicanos en juego, el industrial estado de Pensilvania aparece como la joya de la corona en una jornada donde se disputarán colectivamente 634 delegados, en una de las últimas elecciones primarias mayores en la costa este de Estados Unidos.

Trump goza de una intención de voto del 36 por ciento en Pensilvania, frente a 26 por ciento para el gobernador de Ohio y 24 por ciento para el senador cubanoamericano de Texas, según un sondeo de la Universidad Franklin & Marshall.

Estadísticamente, aún si Trump ganara la mayoría de delegados en disputa en los cinco estados, no podría amarrar la nominación presidencial pero lograría una ventaja insuperable. Cruz cuenta con 543 delegados y Kasich con 148.

En el campo demócrata, Clinton mantiene una ventaja sobre Bernie Sanders de 55 por ciento contra 29 por ciento, y es considerada como favorita para ganar la mayoría de delegados en los cinco estados en disputa aún cuando Sanders ha erogado más en anuncios políticos.

En la contabilidad general, Clinton aventaja a Sanders con mil 446 contra mil 202 delegados. Pero mantiene una distancia considerable en la columna de los llamados “súper delegados”, integrada por representantes, senadores, gobernadores y alcaldes demócratas.

Un total de 502 súper delegados se colocaron en la esquina de Clinton frente a sólo 38 en la esquina de Sanders.