Mundo

"Siria se derrumba ante nuestros ojos": Comisión de investigación de ONU 

El informe de la Comisión de Investigación para Siria sobre los crímenes y violaciones de derechos humanos señala que la parálisis de la comunidad internacional provoca que el conflicto se mantenga estancado.
Notimex
21 septiembre 2015 7:44 Última actualización 21 septiembre 2015 8:5
ONU Siria

El informe se presentó ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas. (Reuters)

GINEBRA. “Siria se ha derrumbado ante nuestros ojos”, dijo el presidente de la Comisión de Investigación para Siria, Paulo Pinheiro, al presentar su informe ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Se trata de la actualización sobre sus indagaciones respecto a los crímenes y violaciones de derechos humanos que ocurren en ese país, cuyos lazos que lo unían se han desintegrado, advirtió.

“Ya es hora de que el Consejo de Seguridad actúe con la responsabilidad que le fue conferida. Es auspicioso observar que Rusia y Estados Unidos han acordado discutir mecanismos para disminuir el conflicto en Siria’’, indicó.

Añadió en su discurso notablemente fuerte y amargo, reflejo de la frustración de los investigadores ante la parálisis de la comunidad internacional, que el conflicto se mantiene estancado.

“Como se describe en nuestro informe, los civiles han sido víctimas por múltiples motivos, incluyendo su edad, sexo, profesión y antecedentes religiosos y étnicos’’, señaló.

La historia antigua de Siria no se ha librado, continuó Pinheiro, al referirse a los saqueos, destrucción del patrimonio cultural y la demolición del templo de Baal , perpetrados por el grupo extremista autodenominado Estado Islámico (EI).

“Esta destrucción, desgarradora para una nación, es el precio de no hacer nada’’, lanzó Pinheiro.

A la presentación del informe acudieron todos los miembros de la comisión: Carla del Ponte, fiscal en el tribunal de la Antigua Yugoslavia, Karen Abuzayd quien participó activamente en favor de desplazados en Bosnia y Vitit Muntarbhorn, experto jurista en derecho internacional.

Los miembros acaban de visitar los países vecinos de Siria, donde hablaron con refugiados quienes les dijeron que huyen de un país que se ha vuelto “irreconocible” para ellos .

En las zonas bajo control del EI, los civiles sufren un asalto implacable de sus derechos y libertades fundamentales, abundó Pinheiro.

Describió que miles de mujeres y niñas Yazidi - algunas de tan sólo nueve años de edad - han sido secuestradas por EI y están siendo violadas y golpeadas por los hombres que las han comprado.

También recluta y adoctrina a niños. Las ejecuciones públicas son de rutina en las ciudades y pueblos de todo el territorio controlado por EI.

“La guerra ha dejado a muchos sirios impotentes, pero ustedes, sentados en esta sala, no son impotentes’’, reclamó a representantes de los estados miembros de la ONU.

“Es su responsabilidad crear el impulso necesario para que las partes en conflicto lleguen a la mesa de negociación’’, urgió.

“El fracaso de los Estados a comprometerse plenamente a acercar a las partes en conflicto a la negociación es una plaga en nuestra conciencia colectiva’’.

“Mucho peor, sin embargo, es el suministro de dinero, armas y entrenamiento otorgado a los beligerantes en Siria’’, deploró.

Recordó a los representantes de los estados que los que suministran armas “tienen obligaciones legales, así como morales’’.

Subrayó que “los Estados Parte en el Tratado sobre Comercio de Armas 2012 no pueden transferir armas con el conocimiento de que esas armas o artículos podrían ser utilizados en la comisión de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad’’.

“En los últimos cuatro años, les hemos proporcionado información detallada sobre los crímenes cometidos por todas las partes en Siria. Ha llegado el momento, como se ha dicho el Secretario General de la ONU, de frenar el flujo de armas’’ urgió.

En el debate posterior y a pesar de los reclamos, ninguno de los actores principales en el conflicto cambió su postura.

Siria achacó todos los problemas a los terroristas, al apoyo extranjero y denostó el informe de la Comisión asegurando que ellos protegen a los civiles y alegando que es “parcial y politizado”.

Acusó a Qatar, Arabia Saudita, Jordania y Turquía de apoyar a los grupos terroristas y rebeldes.

Pinherio le respondió que es obligación del estado proteger a los civiles , en lo que ha fracasado de manera flagrante, especialmente la protección de la población de las atrocidades de grupos terroristas.

Estados Unidos, por su parte, criticó duramente al régimen de Assad y citó ataques sistemáticos dirigidos contra civiles como los recientes bombardeos en mercados en Duma y habló de la crisis humanitaria que se vive en el territorio.

Rusia, que numerosas veces ha vetado resoluciones en el Consejo de Seguridad sobre la rendición de cuentas en Siria, achacó el deterioro de la situación del país a la presencia de grupos terroristas , especialmente al EI.

Advirtió también que el último remedio será entonces “hacerle frente al EI en el terreno”.