Mundo

'Harvey' deja siete personas fallecidas

Ante las intensas lluvias, que se prolongarían hasta el viernes, la Agencia Federal de Gestión de Emergencias desplegó importantes recursos para proteger la vida de los residentes en Texas.
Agencias
28 agosto 2017 7:6 Última actualización 28 agosto 2017 20:14
Harvey, Texas

(Reuters)

HOUSTON.- La ciudad estadounidense de Houston, que sufre inundaciones sin precedentes provocadas por el fenómeno meteorológico Harvey, esperaba atender a más de 30 mil refugiados y se encontraba cada vez más aislada este lunes.

Hasta el momento, la tormenta ha dejado siete fallecidos y, según el alcalde de Houston, la policía ha rescatado a 3 mil 52 personas, mil en ocho horas. 

Además, esta mañana el presidente Donald Trump declaro la emergencia en Luosiana por el paso del meteoro.

La declaración de emergencia permite al gobierno federal aportar fondos y coordinar las ayudas a través de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA).

"Esta acción ayudará para aliviar la adversidad y el sufrimiento que esta emergencia ha causado a la población local", señaló la Casa Blanca en un comunicado.

La FEMA espera que deberá atender a al menos 30 mil refugiados por la inundación, dijo su director, Brock Long, en una conferencia de prensa en Washington.

"En este momento es una situación en proceso. No estamos aún en situación de recuperación", agregó.







"Buscamos reforzar las operaciones de búsqueda y rescate en una zona muy amplia, de más de 30 o 50 condados que fueron impactados en Texas" por Harvey, agregó Long.

Los dos principales aeropuertos de la cuarta ciudad de Estados Unidos suspendieron todos sus vuelos comerciales y dos hospitales se vieron obligados a evacuar a los pacientes. Una emisora de televisión quedó fuera del aire.

Los desbordados servicios de emergencia pidieron a los residentes situarse en las zonas altas de la ciudad o en los techos de las viviendas, para poder ser rescatados por helicópteros.

El canal de TV ABC 13 de Houston mostró imágenes de un padre con su hijo de seis años, cada uno con un bolso a la espalda, montándose a una canasta que colgaba desde un helicóptero desde un segundo piso.

Las autoridades temen que la situación se agrave cuando en los próximos días descienda el agua del interior del estado a las localidades de la costa.

"La situación es grave y va a empeorar", advirtió el gobernador de Texas, Greg Abbott, en la cadena Fox News. Los daños ascienden a "miles de millones de dólares", aseguró.

"El número de evacuados aumenta. Y el número (...) aumentará también con los pronósticos de más lluvias", agregó.

"No piensen que la tempestad ha terminado", declaró de su lado el alcalde de Houston, Sylvester Turner.

El total de precipitaciones podría alcanzar los 127 centímetros en algunas zonas costeras de Texas para el final de la semana, o el promedio para un año completo, dijeron especialistas. En 24 horas cayeron unos 60 centímetros de agua en Baytown, ciudad sede de varias de las mayores refinerías que está a unos 50 kilómetros al este de Houston.

El presidente Donald Trump planea ir a Texas el martes, informó la Casa Blanca.

Se espera que Harvey genere de 40 a 64 centímetros de lluvia hasta el viernes en el norte de la costa de Texas y hacia el suroeste de Luisiana, dijo el Centro Nacional de Huracanes. El centro de la tormenta estaba a 154 kilómetros al suroeste de Houston la mañana de este lunes y el pronóstico es que gire hacia la ciudad para el miércoles.

"La tormenta no se está moviendo mucho", dijo Steve Wistar, meteorólogo de AcuWeather. "Si no se mueve mucho sigue provocando lluvias sobre la misma área".

Las autoridades proyectan que la reconstrucción tras los daños de Harvey tarde varios años. Meteorólogos no encontraron muchos puntos de comparación para Harvey, recordando al huracán Katrina, que devastó Nueva Orleans en el 2005, provocando la muerte de cerca de mil 800 personas.

Con información de AFP, AP y Reuters*