Mundo

Rusia reconocerá elecciones convocadas por rebeldes en Ucrania

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, dijo que las elecciones que se realizarán el próximo domingo en las proclamadas repúblicas populares de Luhansk y Donetsk, “serán importantes desde el punto de vista de legitimar el poder".
Reuters
28 octubre 2014 10:42 Última actualización 28 octubre 2014 10:48
Sergei Lavrov y Vladimir

El ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, dijo que Rusia reconocerá las elecciones que se realizarán el domingo en Luhansk y Donetsk. (Archivo/Reuters)

MOSCÚ. El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo que Moscú reconocerá las elecciones convocadas por separatistas prorrusos en el este de Ucrania el 2 de noviembre, pese a la oposición de Kiev.

Ucrania sostuvo elecciones parlamentarias el pasado domingo, que dieron una clara victoria a los partidos que promueven vínculos más cercanos con Occidente, aunque las votaciones no se llevaron a cabo en los bastiones rebeldes de Donetsk y Luhansk en el este del país.

Los rebeldes han sostenido que llevaran a cabo sus propias elecciones una semana después para subrayar su independencia de Kiev que junto a países de Occidente adelantaron que no reconocerán esos comicios.

"Las elecciones que se llevarán a cabo en el territorio de las proclamadas repúblicas populares de Luhansk y Donetsk serán importantes desde el punto de vista de legitimar el poder", dijo Lavrov al diario ruso Izvestia y al canal de televisión LifeNews TV en una entrevista publicada en el sitio de Internet del ministerio.

Al ser consultado sobre si Moscú reconocería los resultados de la elección, Lavrov dijo que "esperamos que las elecciones se lleven a cabo como está dispuesto y por supuesto que reconoceremos sus resultados".

Moscú apoya a los rebeldes que han proclamado dos "repúblicas populares" separatistas en las regiones de Donetsk y Luhansk, pero niega las acusaciones de Occidente de que forma parte del conflicto que ha causado la muerte de más de 3 mil 700 personas.