Mundo

Informe holandés sobre vuelo MH17 carece de lógica, acusa Rusia

Moscú afirmó que las conclusiones del informe final sobre la caída del vuelo MH17 de Malaysia Airlines son fundamentalmente equivocadas y con una falta de lógica incomparable y pidió a la agencia de aviación civil de la ONU una nueva investigación.
AP
14 octubre 2015 6:21 Última actualización 14 octubre 2015 9:50
MH17

Las pruebas presentadas, dijo Rusia, son 'infundadas y parciales'. (Reuters)

MOSCÚ.- Rusia rechazó los resultados del informe de la Junta de Seguridad holandesa presentados ayer sobre el vuelo MH17 de Malaysia Airlines y ha pedido a la Organización Internacional de Aviación Civil que abra una nueva investigación sobre el siniestro ocurrido en el este de Ucrania, indicó el jefe de la aviación civil rusa.

"La comisión rusa discrepa categóricamente de las conclusiones del informe final. Son fundamentalmente equivocadas, con una falta de lógica incomparable", dijo el subjefe de la Agencia Federal del Transporte Aéreo rusa, Oleg Storchevoi, en conferencia de prensa.

"Tenía la sensación de que la comisión eligiendo las pruebas que confirmaban la teoría elegida".

La Junta de Seguridad holandesa indicó en su informe final, difundido el martes, que el Boeing 777 fue destruido el 17 de julio de 2014 por un misil Buk tierra-aire disparado desde la zona controlada por rebeldes respaldados por Rusia. Dos tercios de las 298 personas que murieron en el avión eran holandeses y Holanda dirigió la investigación.

La investigación, que duró 15 meses, no dice explícitamente quién disparó el misil, pero identificó un área de 320 kilómetros cuadrados desde la cual seguramente se realizó el lanzamiento. Todo ese sector estaba en poder de los separatistas prorrusos que combatían al ejército ucraniano en el momento del desastre, de acuerdo con mapas de la zona emitidos diariamente por el Consejo Nacional de Seguridad ucraniano.

Según Storchevoi, en el informe no hay pruebas que apoyen los resultados de la investigación presentados. "No obstante, respaldamos la conclusión de que Ucrania fue responsable de no haber cerrado su espacio aéreo", aseguró.

"Apoyamos la conclusión de que Ucrania tiene toda la responsabilidad por no cerrar el espacio aéreo en medio de las actividades militares que podrían ser potencialmente peligrosas para las aeronaves civiles", precisó.

Rusia y los rebeldes insisten que si el avión fue destruido por un misil, seguramente lo lanzaron los militares ucranianos.

Storchevoi dijo que Rusia "usará su derecho" de continuar la investigación y ha pedido la intervención de la agencia de aviación civil de la ONU.

Rusia cree que algunas de las pruebas son fraudulentas, según insinuó el funcionario, quien acusó a los holandeses de "ocultar datos importantes" a Rusia y puso en duda la autenticidad de las esquirlas y los restos de misil que supuestamente se hallaron entre los restos.

En Donetsk, el líder rebelde Alexander Zajarchenko negó toda responsabilidad.

"Hemos dicho antes y seguimos diciendo que no derribamos el avión", aseguró.