Mundo

Rousseff pide elecciones anticipadas para tranquilizar a Brasil

La presidenta suspendida de Brasil dijo que el juicio político, en el que es acusada de manipular las cuentas públicas para ser reelecta, en su contra es un golpe de Estado.
Reuters
16 agosto 2016 14:33 Última actualización 16 agosto 2016 14:33
Dilma

(Bloomberg)

BRASILIA.- La suspendida presidenta brasileña Dilma Rousseff dijo que el juicio político en su contra sería un golpe de Estado y pidió elecciones anticipadas para unir a un país agobiado por la recesión.

Rousseff fue suspendida en mayo a la espera de que el Senado la juzgue por acusaciones de que manipuló las cuentas públicas para ser reelegida en el 2014.

La expectativa general es que sea juzgada y destituida del cargo a fines de agosto, según sondeos realizados por periódicos locales a senadores.

El Senado de Brasil realizaría la sesión final sobre el juicio político contra Dilma Rousseff el 25 de agosto, según informó el abogado de la suspendida presidenta.

>