Mundo

Cuba competiría con México en turismo

La nueva relación entre Estados Unidos y Cuba perjudicará a nuestro país en materia turística y económica -en especial a Cancún y la Rivera Maya-, advierten expertos.
Roxana González
17 diciembre 2014 23:28 Última actualización 18 diciembre 2014 5:0
El turismo en Cuba repuntará tras su reconciliación con Estados Unidos. (Bloomberg)

El turismo en Cuba repuntará tras su reconciliación con Estados Unidos. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO. La “reconciliación” entre Cuba y Estados Unidos, luego del conflicto diplomático que enfrentaron ambas naciones por 54 años, perjudicará a México en el terreno turístico y económico, ya que muchos de los estadounidenses que escogían vacacionar en Cancún o la Rivera Maya, ahora lo harán en la isla y los empresarios que lograron hacer negocios en la isla serán desplazados por los estadounidenses, advierte Alejandro González Acosta, académico de la UNAM.

En entrevista con El Financiero, el experto de origen cubano, añadió que en el terreno político las medidas anunciadas por los presidentes Barack Obama y Raúl Castro, también tendrá una repercusión para nuestro país y es que tradicionalmente desde el punto de vista de la política exterior nuestro país utiliza su relación con el gobierno de Cuba como una especie de “comodín” para presionar en sus relaciones con Washington.

En cuanto al aspecto económico-explicó—creo que no beneficiará a México porque con la apertura del turismo norteamericano a la isla, mucho turistas que venía a las costas mexicanas, Cancún, la zona de Quintana Roo, la Rivera Maya, ahora buscarán ir a Cuba; aparte, al otorgarse una apertura comercial entre La Habana y Estados Unidos, muchos empresarios mexicanos que comercializaban con la isla van a ser desplazados por empresarios estadounidenses.

Rafael Rojas, académico en el departamento de Historia del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE), coincide en señalar que a pesar de tratarse de un hecho histórico, la decisión de Cuba y Estados Unidos de poner fin a 54 años de diferendo diplomático, no es exactamente el fin del conflicto ideológico y político entre Washington y La Habana.

Añadió que lo que se verá luego de los anuncios hechos por ambos mandatarios, es el “cambio del conflicto” que por décadas mantuvieron ambas naciones, el cual pasará de la confrontación verbal a los canales diplomáticos que predominan las relaciones diplomáticas.

Añadió que aún cuando las reformas emprendidas desde hace casi tres años por el gobierno de Raúl Castro no han producido un cambio radical en la isla, introdujeron a esa nación la economía de marcado, como no se había visto antes, y generaron un giro en la cuestión migratoria que ahora la Casa Blanca tendrá que aprovechar para el futuro.

“cuba”title=“un_vistazo_a_la_economia_de_la_isla/