Mundo

Hasna, de la fiesta al Estado Islámico

Nació Francia, de origen marroquí, de 26 años, vinculada a un caso de drogas y a Abdel Hamid Abaaud, cerebro de los atentados en París, quien habría influido para acercarla al Estado Islámico.
Redacción
20 noviembre 2015 9:40 Última actualización 20 noviembre 2015 16:27
Hasna (Facebook)

Hasna Dadhi tenía 26 años (Tomada de Facebook)

Nació en Francia, era hija de inmigrantes marroquíes, tenía 26 años y estaba relacionada al tráfico de drogas y a Abdel Hamid Abaaud, presunto cerebro de los atentados en París el pasado viernes que dejaron 129 muertos y cientos de heridos, según autoridades francesas.

Hasna Aitboulahcen, (o Hasna Dadhi, según su perfil de Facebook) nació en Clichy-la-Garenne, un suburbio de París, y se mudó a Creutzwald cuando tenía 16, un pueblo al este de Francia. Tenía una hermana y dos hermanos, dijo Jean-Luc Wozniak, alcalde de Creutzwald, a AP.

1
 

 

Hasna (Facebook)


Hace dos años, Hasna por un tiempo dirigió una empresa de construcción en el barrio de Epinay-sur-Seine, pero se fue a la bancarrota 10 meses después, según registros oficiales.

Debido a que su nombre se relacionó a un caso de tráfico de drogas, Hasna estaba bajo vigilancia y sus movimientos habrían llevado a las autoridades parisinas a realizar una redada en un departamento en Saint Denis el miércoles pasado donde en un principio la Policía informó que se inmoló y llevó a identificarla como la primera mujer terrorista que se había suicidado en territorio occidental, pero posteriormente las autoridades rectificaron.

Según medios internacionales, Abaaud habría influido en que Hasna se acercara al Estado Islámico, pues según su cuenta de Facebook, estaba más relacionada con la cultura occidental.

Youssouf Aitboulahcen, hermano de Hasna, dijo a medios ingleses que ella no parecía estar interesada en la religión, pues desde hace sólo un mes empezó a cubrirse la cara con un velo.

"Ella se la pasaba criticando todo. Vivía en su propio mundo. No estaba interesada en estudiar su religión. Nunca había abierto el Coran. Casi siempre estaba viendo su teléfono, en Facebook o Whatsapp". señaló.

1
 

 

Abdel Hamid Abaaoud París (AP)

Hasta este viernes la Policía había informado que Hasna y Abdel murieron cuando equipos antiterroristas fuertemente armados ingresaron al departamento en Saint-Denis y tras un breve intercambio de palabras,Hasna hizo detonar un chaleco con explosivos, pero no fue así según las investigaciones.

Tras la explosión, partes de la espina dorsal y del cuerpo de la mujer cayeron sobre un vehículo de la policía y en la calle, dijeron los fiscales.

1
 

 

Saint Denis (AP)


Una grabación de audio, cuya autenticidad confirmó un funcionario de la policía, captó el último intercambio verbal entre Hasna y la policía.

Mientras sonaban los disparos, se escucha a una agente que grita "¿Dónde está tu novio?" y ella responde "¡No es mi novio!". Después se escucha una fuerte explosión, que según funcionarios policiales era la bomba que ella había activado en su chaleco.

Los fiscales dijeron el jueves que la revisión de una huella dactilar permitió verificar que otro cadáver destrozado que se encontraba en el interior del inmueble era el de Abaaud. El apartamento quedó seriamente dañado.


"Abaaud tuvo una participación decisiva en estos ataques", declaró Cazeneuve. "La investigación establecerá con precisión el papel de este belga de origen marroquí".

A diferencia de Al Qaeda, donde se relegaba el papel de las mujeres, en el Estado Islámico se les anima a luchar.

Según el exyihadista Aimen Deen, el Estado Islámico ahora ve a las mujeres como clave para las posibilidades de supervivencia del grupo.

1
 

 

Saint Denis (Reuters)


"No hay ninguna duda al respecto. Ellas son la mitad de la sociedad. Juegan un rol importante en muchas áreas: en el departamento de salud, en el departamento de educación e incluso en el departamento de recolección de impuestos, así que son esenciales para la supervivencia de Estado Islámico", dijo en una entrevista a BBC.

Según medios, la primera vez que una mujer europea se hizo estallar fue 2005: se llamaba Muriel Degauque, y era de origen belga, tenía 38 años y se había convertido al Islam.

Muriel se hizo explotar en Bagdad, Irak, logrando matar a un soldado estadounidense del convoy que tenía como objetivo atacar.