Mundo

Trump y Sanders se llevan primaria de New Hampshire

Diversos medios estadounidenses dan como ganadores de la primaria en New Hampshire a Donald Trump, con 33 por ciento de los votos, y a Bernie Sanders, con más del 50 por ciento.
Redacción
09 febrero 2016 19:12 Última actualización 09 febrero 2016 20:32
Trump y Sanders se habrían llevado la victoria en la primaria de New Hampshire. (Agencias)

Trump y Sanders se habrían llevado la victoria en la primaria de New Hampshire. (Agencias)

Donald Trump superó su descalabro en el caucus de la semana pasada en Iowa mientras que Bernie Sanders le tundió un golpe a su rival Hillary Clinton al ganar las primarias de sus respectivos partidos en New Hampshire.

De acuerdo con proyecciones de diversos medios estadounidenses, el polémico millonario se habría llevado la primaria republicana con más de 33 por ciento de los votos, mientras que el senador Sanders sumaría más de 50 por ciento. AP, The New York Times, USA Today y CNN están entre los medios que proyectan estos resultados.

Ambos resultados hubieran sido casi impensables hace no mucho tiempo. Sanders, un autodenominado socialdemócrata, venció a una ex Secretaria de Estado / ex primera dama. Y aunque sigue siendo la favorita, la victoria del senador por Vermont podría ser un trampolín para una campaña competitiva.


Para Trump, el impetuoso magnate inmobiliario y celebridad de la televisión que nunca había competido por un cargo público, el triunfo fue un importante repunte después de perder ante el senador por Texas Ted Cruz en el caucus de Iowa realizado la semana pasada, la primera votación para obtener la nominación presidencial.

Trump ha encabezado encuestas nacionales durante meses y la victoria en New Hampshire refuerza su posición como líder de la contienda, demostrando que puede ganar votos y agregando credibilidad a su advenediza candidatura populista.

Hillary Clinton, quien en 2008 se llevó la primaria demócrata en este estado, se reunirá con sus asesores el miércoles para estudiar posibles cambios en su estrategia y analizar una postura más dura frente a Sanders en su debate del jueves, de acuerdo con el New York Times que cita a fuentes demócratas.

“La victoria para Sanders implica un potente y doloroso rechazo contra Hillary Clinton, que tiene una profunda historia con los votantes de New Hampshire", señaló el medio neoyorquino en la nota principal de su portal.

"Pero Sanders, quien propone una agenda liberal, con énfasis en aumentar los impuestos e imponer regulaciones a Wall Street, contó con el apoyo de un amplio sector de votantes que confían más en él para hacer frente a la desigualdad en los ingresos y ampliar el sistema de salud”.

Robby Mook, director de la campaña de Clinton, emitió un comunicado justo tras el cierre de casillas en un intento por aplacar el pánico entre los seguidores.

"La nominación probablemente se ganará en marzo, no en febrero, y creemos que Hillary Clinton está bien posicionada para construir una fuerte -potencialmente insuperable- ventaja en delegados el próximo mes" , dijo.

Justo a las 20:00 horas, tiempo local, cuando se filtró la noticia del triunfo de Trump, sus seguidores en las instalaciones de la campaña en Manchester vitorearon su nombre y ondearon dedos de hule espuma con la frase: "Estás contratado".

El triunfo de Sanders significa que aseguró la mayoría de los delegados en la entidad; obtendría al menos 13 de los 24 en disputa mientras que Clinton se llevaría siete.

En el conteo general de delegados, Clinton permanece al frente gracias al apoyo de los superdelegados, los funcionarios del partido que pueden apoyar al candidato de su preferencia. Incluyendo a estos superdelegados, la ex secretaria de Estado acumula por lo menos 392 frente a los 42 de Sanders. El número para asegurar la nominación demócrata es de 2 mil 382.

Históricamente, New Hampshire sirve para reducir la cifra de aspirantes a las candidaturas, como en la atestada contienda republicana de este año, pero la naturaleza volátil de la carrera actual podría llevar la lucha por la nominación en ambos partidos hasta bien entrada la primavera.

De hecho, la mayoría de los precandidatos republicanos parece seguro de que seguirán la contienda, cuya siguiente parada es en Carolina del Sur el 20 de febrero, adelantó Bloomberg. 

Lo que estuvo en juego el martes fue menos de 1 por ciento de los delegados, pero una actuación fuerte en New Hampshire puede dar como resultado una intensa cobertura periodística, donaciones, y dar a un precandidato impulso antes de las próximas contiendas.

Con información de Bloomberg y AP

Todas las notas MUNDO
Trump cambia su discurso y convoca a la unidad en EU
Acusan a Maduro de corrupción con empresa mexicana
Este país tiene el nuevo puente más alto del mundo, ¿lo cruzas?
Detienen en Holanda a conductor que llevaba tanques de gas; anulan concierto de rock
La corrupción se combate con principios éticos: Navarro Wolf
El retiro que toda pareja quisiera tener: viajar por el mundo
Amigos o no, Trump merece respeto como presidente: Merkel
Juez de EU decidirá extradición de Martinelli el 31 de agosto
Policía detiene a otros dos sospechosos por ataque con cuchillo en Finlandia
Ataque de ISIS en Libia deja 11 decapitados
Bolsas europeas cierran con pérdidas; euro, en máximos de 10 meses
"En Venezuela ha ocurrido la muerte del derecho": exfiscal
Por error, Reino Unido pide a ciudadanos de la UE que se vayan
Amenaza de Trump sobre muro paralizaría al Gobierno, dice Schumer
Hillary Clinton califica a Donald Trump de "tipo sucio" en su libro
SRE analiza líneas de acción para Embajada de México en Venezuela
Brasil lanza nueva fase de investigación en el caso 'Lavado de Autos'
Marina de EU remueve a comandante tras colisión de buque en Asia
Remanentes de 'Harvey' se convertirá en depresión tropical, advierte CNH
May se congratula por contrato para compra de autobuses con la CDMX
Policía busca conexiones de atacantes de Barcelona dentro y fuera de España
Egipto cancela reunión con Kushner tras recorte de ayudas
Ataque de alianza saudí alcanza hotel en Yemen; habría varios muertos
A la Donald Trump, Maduro corre a los reporteros de una reunión de prensa
El Vaticano ve a Putin como un mediador